Ahora todos son de Navas. Por @DonPepGuartrola

Foto: depor.pe

Hoy todo son alabanzas, todos se suben al barco con el inicio de campaña del meta costarricense del Real Madrid, Keylor Navas, pero hubo un tiempo en que todos esos elogios brillaban por su ausencia en detrimento de alguna que otra crítica al guardameta para ensalzar a un Casillas muy lejos de su nivel, e incluso muy lejos del nivel que el guardameta tico venía demostrando en temporadas anteriores, es por ello incluso que resulta alarmante en cuanto se hipotecó Ancelotti con la titularidad del meta español el año pasado.

En un tiempo en que parece que importan más los logros personales que los títulos colectivos, Keylor Navas atesora ya un currículum impresionante que le valió su fichaje por el Real Madrid. Keylor nunca lo tuvo fácil, incluso descendió con el Albacete a segunda división B,  pero si preguntáramos a los aficionados que iban a verle cada domingo te dirían que era siempre de los más destacados, lo que le valió el fichaje (primera temporada cedido y al no ascender el Albacete a segunda tuvo que venderle por problemas económicos) por el Levante donde estuvo a la sombra de Munua, aunque Navas confió todo a su fe en Dios y a su trabajo hasta que las oportunidades empezaron a llegar en la temporada 2013/14, donde actuaciones colosales en cada partido le hicieron merecedor del título al mejor portero del año que algunos consideran injusto al considerar que Courtois fue mejor, pero para quien pudiera seguir al Levante partido tras partido no le debe extrañar el galardón que se le concedió ya que su temporada fue de matrícula de honor.

El Presidente del Levante rezaba para que al guardameta costarricense no se le viera mucho en el mundial ya que confiaba en retenerle pese a tener una claúsula de 10 millones de euros y visto el grupo en el que la selección tica recaló, tildado como el grupo de la muerte junto con Uruguay, Italia e Inglaterra, seguro que muy pocos apostaron por que Keylor y los suyos pasasen de ronda, y no solo eso, apoyados en una férrea defensa y las actuaciones descomunales de Navas que fue el portero menos goleado con dos goles, la seleccíon tricolor llegó hasta cuartos de final donde puso en apuros a Holanda. Navas fue condecorado en 3 de los 5 partidos como el "man of the match" y sus 21 paradas le valieron para ser nominado al guante de oro que acabó ganando Neuer, para el que suscribe y viendo el rendimiento de Navas bastante discutible, aunque su premio fue firmar por el Real Madrid.

Vistos estos datos no se entiende en ningún momento la defensa a ultranza que se realizó por parte de muchos periodistas y de los dos diarios deportivos de Madrid de Iker Casillas, un portero en entredicho que alternaba claros y oscuros en sus actuaciones, e incluso diría que algunas fueron lamentables: final de la copa de Europa que le valió la décima al Real Madrid y el mundial, calamitoso. Por un momento se llegó a pensar en que Carlo se valdría del propio rendimiento en entrenamientos y partidos para decidir sus alineaciones, pero Keylor empezaba su calvario en el equipo, pese a ser el favorito del entrenador de porteros, Vecchi, Ancelotti llegó a decir que no quería ser el entrenador que sentase a Iker Casillas, aunque a la larga quedó como el entrenador que abrió la puerta para su salida, al encabezonarse en ponerle y no conseguir ganar nada.

Con el fracaso de la anterior temporada y De Gea en el horizonte, llega el momento más duro para Keylor. Puedo hablar por mi, e incluso algún compañero de Objetivo Cibeles pueda dar fe que jamás he entendido lo de este verano con la portería blanca teniendo a Keylor Navas, para mí tan valioso o más como De Gea, pero tras la locura del último día de mercado Navas se queda en el Madrid y ya empieza el auténtico chiste de los medios de comunicación, un portero que había sido criticado para intentar que Casillas fuese titular, de repente es el portero preferido, le dicen que el Madrid le había faltado al respeto e incluso le dan la oportunidad de acudir a sus emisoras para entrevistarse con él, cosa que en la temporada pasada era poco menos que imposible.

Keylor empieza a demostrar en cada partido que no tiene nada que envidiar a ningún portero, cada partido sale a un par o tres de intervenciones de esas que en temporadas pasadas eran milagros, ha detenido dos penaltis cuando el año pasado se montó fiesta nacional por lo mismo, es el portero menos goleado con dos goles en 8 partidos y la tranquilidad que al propio aficionado le produce ver el rendimiento del guardameta, que cada día se muestra mas afianzado en la portería, invita a pensar que el portero costarricense va a ayudar al equipo a encadenar temporadas en que los títulos colectivos acaben llegando, y con ello el reconocimiento individual si fuera necesario. Keylor ha conseguido hacer olvidar a Iker y dar la razón a muchos que durante muchas temporadas, y simplemente basados en rendimiento deportivos, creíamos que Iker no podía seguir siendo portero del Real Madrid, pura vida Keylor.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.