Anadolu Efes 75-72 Real Madrid: Janning acaba con la épica. Por @RMOpinion

El Real Madrid cayó en Estambul por 75-72 ante el Anadolu Efes merced a un triple sobre la bocina de Matt Janning, que sitúa el 2-1 en la serie y permite al cuadro turco seguir vivo en la serie, a la espera del siguiente choque (el jueves a las 19:00). El equipo blanco no tuvo su mejor noche, y aunque estuvo a punto de culminar otra gran remontada a base de épica, el triple de un inspirado Janning (21 puntos al final) demostró que no todo es LOLaso.

Tal y como nos tienen acostumbrados, los jugadores iniciaron el partido serios y concentrados, especialmente en el plano defensivo, donde la intensidad de Ayón en la pintura parecía agobiar al principal peligro rival, el pívot Krstic. A pesar del ritmo lento en ataque los dos triples de Rudy y el acierto general (8/10 en tiros de campo en el cuarto) permitían sacar una ventaja de 5 puntos al descanso y la sensación de que todo estaba más o menos bajo control.

Nada más lejos de la realidad, como si de una norma se tratase, el equipo volvió a desconectar en el segundo cuarto, y esta vez no fueron únicamente las carencias habituales de rebote (se acabó el partido con un vergonzante 40-28, permitiendo 8 rebotes ofensivos) y defensa, el ataque sufrió un cortocircuito aún mayor, se olvidó la circulación de balón, abusando del tiro de 3 (0/8 en este cuarto) y sin encontrar a los interiores ni elaborar ningún tipo de juego. Esta vez no fue Bouroussis, quien se quedó fuera de la convocatoria, si no Mejri el que salió de inicio, aunque tampoco puede decirse que el tunecino mejorase en algo la aportación del primero en los partidos previos, ya que salió muy acelerado y cometiendo errores tanto en ataque como en defensa,haciendo dos faltas nada más empezar y permitiendo a Krstic meterse en el partido en cuanto se sintió libre del agobio al que Ayón le tenía sometido, de nuevo el cortocircuito en la circulación de balón sucedió con un Sergio Rodríguez a un nivel bajísimo que, momentos de épica al margen, lleva una serie para olvidar. Todos estos factores  sumaron para dar como resultado un vergonzante parcial de 17-10 que pudo ser peor de no ser por dos arranques de casta de Nocioni, que maquillaron el resultado y nos dejaron tan sólo 2 abajo al descanso.

fuente: www.euroleague.net

fuente: www.euroleague.net

Al igual que en partido anterior, el Efes no permitió la reacción típica del tercer cuarto y el equipo continuó persistiendo en sus errores, el abuso del triple y la falta de circulación rápida del balón nos impedían encontrar nuestro ritmo de partido, es en estos momentos donde mas se echa de menos la figura de un tercer base menos anotador y más capaz de imponer algo de calma en ataque. En nuestra canasta seguía la sangría reboteadora, una sangría que Laso parecía alimentar empecinado en jugar con sus interiores más bajos, Slaughter y Nocioni (al que se le nota la edad cuando tiene demasiados minutos).

La tónica se mantuvo al inicio del período decisivo, donde el Efes llegó a alcanzar su máxima diferencia, +13. Fue precisamente en ese momento donde el Chacho decidió entrar en el partido y volver a dejar mal a los críticos, 10 puntos seguidos suyos (anotó la totalidad de sus 13 en el último cuarto) y una canasta de Llull metían al equipo en el partido mientras que los locales se agarraban a su superioridad bajo los aros para seguir vivos. Cuando parecía que la remontada estaba a punto de certificarse, una antideportiva a Felipe cuanto menos surrealista volvía a colocar el +6 para los de Estambul a falta de 2:30. Dos canastas rápidas de Llull apretaron el marcador, provocando que el partido entrase en el juego de tiros libres, donde ambos equipos estuvieron acertados hasta que, a falta de 10 segundos, Ivkovic decidió jugársela a defender con +3 viendo castigada su apuesta por un triple de Carroll que ponía el empate en el marcador. En la jugada siguiente el conjunto blanco optó por presionar a toda pista, probablemente algo acelerados, y en una gran acción Draper consiguió encontrar abierto a su compañero Janning, que anotó el triple que decidía el partido, forzando así el cuarto encuentro.

Aunque entraba dentro de lo normal perder un encuentro en Estambul, resulta preocupante que se sigan cometiendo los mismos errores: Las desconexiones del segundo cuarto y los problemas en el rebote, a los que ni el entrenador ni jugadores están siendo capaces de poner solución, cosa que puede acabar pasando factura ante rivales más fuertes, y es que en este partido ha quedado demostrado que sólo con la épica no siempre basta.

fuente: www.euroleague.net

fuente: www.euroleague.net

Leave a reply