Análisis de la Roma. Por @RMOpinion

El Real Madrid regresa a la presente edición de la Champions League esta noche, y lo hace iniciando la eliminatoria de octavos de final ante la Roma en el Olímpico. Aunque a priori la eliminatoria parece facil por la diferencia existente entre ambos conjuntos, así como por la mala temporada del conjunto italiano, la realidad es que la Roma es un equipo con el talento suficiente como para causar problemas en una noche europea, a lo que hay que unir los precedentes, y es que hace más de 20 años que el Real Madrid no elimina a un equipo italiano en eliminatoria europea.

Al igual que nosotros, el conjunto gialorossi ha cambiado de entrenador a mitad de campaña, los malos resultados ligueros del técnico Rudi Garcia le supusieron la destitución, que a su vez trajo la llegada al cargo de Luciano Spaletti, el técnico italiano es un entrenador tremendamente ofensivo, de carácter incluso suicida, y esta es la idea que está intentando implantar en su equipo, aunque de momento no está teniendo el éxito deseado. Por ello es probable que de entrada el conjunto romano intente disputar la posesión y el dominio del encuentro a los de Zidane, con la idea de instalar un bloque muy alto e incomodar la salida de balón madridista, que ha sido cuanto menos irregular en estos últimos encuentros. Por ahí pasan las mejores opciones romanistas, ya que no son un conjunto muy fiable defendiendo en área propia, y si permiten que el Madrid llegue sin problemas a su campo y sitúe la posesión ahí es seguro que lo pasarán mal.

NOMBRES PROPIOS

Aunque carecen de grandes figuras, la Roma tiene un grupo de jugadores del segundo escalón europeo muy interesante, si bien es cierto que no están dando el nivel que se les presupone. En la portería tenemos a un jugador que a pesar de su juventud tiene bastante experiencia, el portero Wojciech Szczesny, que si bien no ha alcanzado el potencial que se le suponía es un guardameta bastante aceptable. La defensa destaca sobre todo por su capacidad física, en especial la pareja de centrales formada por Antonio Rüdiger y Leandro Castán, el poderío de estos centrales con metros a su espalda, así como su debilidad defendiendo en el área, puede ser uno de los motivos por los que Spaletti apueste por adelantar líneas. En los laterales tenemos a Lucas Digne, un portento físico en el ida y vuelta por la banda izquierda, y la duda entre el oficio y la veteranía de Maicon o las capacidades defensivas de Manolas, que también puede actuar como central.

El centro del campo del conjunto italiano choca un poco con la idea de juego de su técnico, ya que el bosnio Pjanic es el único realmente capacitado para desarrollarla, a pesar de su calidad (y su siempre peligroso golpeo a balón parado) no está siendo su temporada, y está rayando a un nivel muy inferior al de la temporada pasada. Como escuderos del mediapunta balcánico tenemos a un clásico como De Rossi, que con los años ha mejorado su trato de balón para dejar de ser un simple perro de presa, y el belga Radja Nainggolan, un jugador duro (a veces demasiado) cuya agresividad es clave en la presión romanista, y que en ataque aporta llegada desde la segunda línea. Al margen de los titulares hay poco destacable en la medular italiana, si acaso la experiencia del veteranísimo Seydou Keita.

El ataque es la mejor línea de la Roma, que cuenta con un gran potencial en la banda, precisamente el punto más débil de la defensa blanca. Florenzi parece el más titular de todos, ya que es el hombre más en forma del equipo y además de talento arriba es capaz de aportar mucho recorrido (puede incluso actuar como carrilero largo), su constante actividad es el mayor peligro que habrá que afrontar, sobre todo si tenemos en cuenta que atacará nuestro costado más debil: el izquierdo; en el otro costado hay una gran variedad de opciones, desde la capacidad asociativa de Iago Falqué al desborde de jugadores como El Shaarawy o Perotti, pasando por la velocidad pura de Salah. En la punta de ataque parece clara la titularidad de Edin Dzeko, un delantero de buen nivel cuya tipología es la que peor le viene a nuestros centrales, que deberán dar el máximo para reducir el peligro del ariete bosnio. La presencia de la leyenda Totti como integrante del ataque romanista apenas es testimonial, con el capitán italiano viviendo los que probablemente sean sus últimos meses como futbolista de élite.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.