Fuente: Tigo Sports

Análisis estadístico del Saldo Arbitral (desde 2004/05 hasta 2016/17). Por @juanpfrutos

[Foto: Tigo Sports]

Como prometimos en las entregas anteriores sobre el Saldo Arbitral, y su actualización de marzo, seguimos actualizando los datos de saldo de tarjetas amarillas y rojas tanto en competición nacional, como en internacional y los totales. En este caso, y aunque sea con algo de retraso, vamos a cerrar los datos a final de la temporada 2016/17. La idea sigue siendo que podáis consultar estas estadísticas, y con datos lo más actualizados posibles.

Como decía, en la anterior actualización, teníamos datos hasta 31 de marzo de 2017, y en esta ocasión hemos añadido los partidos restantes hasta junio de 2017. Hemos actualizado los datos, pero las conclusiones siguen siendo las mismas.

Lógicamente, seguimos chequeando y corrigiendo los datos. En este caso, hemos comprobado los datos con aquellos de los que dispone @Maketolari, que usa distintas y variadas fuentes. Ha aparecido una nueva expulsión favorable al Real Madrid. Se trata de la expulsión de Carlos Sánchez, jugador del Elche, de camino al vestuario, al finalizar el partido famoso que dirigió Muñiz Fernández allá por septiembre de 2013. Para este tipo de expulsiones, que no se producen en el propio discurso del partido, hay fuentes estadísticas que las contemplan, y otras que no. Lo mismo ocurre con las expulsiones recurridas a los comités y que se revierten. En cualquier caso, entenderéis que esa casuística es muy poco probable, y que, al chequear datos de diversas fuentes como hemos hecho, acaban apareciendo. Nuestra pretensión es dar números veraces, sean o no favorables a nuestro equipo.

(Nota: hasta el momento, por el número de correcciones efectuadas, estimamos que la tasa de error es más bien baja)

Y asimismo queremos explicar que las dobles amarillas se están considerando como dos tarjetas amarillas y una tarjeta roja.

La fuente principal de estos datos sigue siendo bdfutbol.com, web esponsorizada por el diario Sport de Barcelona. Esto es importante, porque los culés tienden a denostar cualquier fuente estadística que no sean las suyas. Así pues, seguitemos usando esta fuente.

Estas son las claves de este estudio, que ya se mencionaron en los anteriores artículos:

  • Analizamos desde la temporada 2004/05 porque es desde entonces que el FC Barcelona apoyó al candidato a la RFEF Angel María Villar en contra del candidato de consenso de la LFP Gerardo González. Según Alfons Godall, vicepresidente del FC Barcelona en aquellos años, esta traición a la LFP en el voto, proporcionó al FC Barcelona una mejor relación con las instituciones (RFEF, UEFA, ECA, FIFA), que se traslada directamente a saldo arbitral. Estas declaraciones las podéis ver (recomendamos verlas, son sólo 2 minutos) en este video.
  • En el anterior video podéis escuchar lo que es el saldo arbitral, definido por el propio señor Godall: “diferencia entre lances favorables y desfavorables y en comparación con los rivales”. No se trata por tanto de que todos los errores arbitrales caigan del mismo lado. No es eso. Se trata de que la diferencia entre errores favorables y desfavorables sea superior a la que tienen los rivales. Se trata de una tendencia
  • Este análisis estadístico ya asciende a 4805 partidos, entre competición doméstica e internacional, solo de los 7 equipos españoles que se han estudiado. Actualmente, hemos ampliado el estudio a otros dos equipos alemanes (FC Bayern y Borussia Dortmund), y 4 equipos franceses (Olympique de Lyon, Olympique de Marsella, AC Monaco y PSG), y el número de partidos se eleva ya a más de 7000 partidos. Se descubre una tendencia clara por la que, sin entrar en conspiraciones (que queda a vuestra consideración a la vista de todo esto), el FC Barcelona tiene una tendencia arbitral, un saldo arbitral MUY SUPERIOR al resto de equipos, y el Real Madrid tiene un saldo arbitral MUY INFERIOR a lo que cualquier aficionado al fútbol español y mundial podría esperar. Las dos anomalías estadísticas se producen a la vez: la positiva para el FC Barcelona y la negativa para el Real Madrid
  • El mito de que “los árbitros benefician por igual al Real Madrid y al FC Barcelona” es ROTUNDAMENTE FALSO
  • El mito de que “los árbitros benefician más a los equipos más grandes que al resto” es ROTUNDAMENTE FALSO. Si acaso, al FC Barcelona.
  • El mito de que “los árbitros benefician más a los equipos con mayor trayectoria en Europa, Real Madrid y FC Barcelona” es ROTUNDAMENTE FALSO

Adicionalmente, nos gustaría que consultárais estos dos fantásticos artículos de La Galerna, que entre otros que se han publicado en esa y otras webs, reflejan mucho mejor que aquí lo que queremos decir:

Si antes veíamos en las declaraciones de Godall y en las elecciones a la RFEF de 2004 el porqué, el funcionamiento del estamento arbitral es el cómo esta tendencia en el Saldo Arbitral se ha creado y está acentuándose. Ese modo de funcionamiento se recoge en dichos artículos, y no nos inventamos, a la vista de las declaraciones de los propios árbitros que se recogen aquí, del artículo posterior de Iturralde González al que hace referencia @FGwynne, y de las últimas noticias, muy reveladoras, según las cuales Sánchez Arminio deja claro en una reunión de los árbitros que "El Real Madrid no cae bien en este estamento". La palabra clave de estas declaraciones de Sánchez Arminio es "estamento": no es que el Real Madrid le caiga mal a él, al presidente de los árbitros, y que lo diga en público, que ya sería grave, sino que dice que le cae mal a todo el estamento arbitral como tal. Es que es bestial. Y clarísimo.

Como ya hicimos en la anterior actualización, vamos a mostrar las tablas comparativas de los 7 equipos españoles analizados.

Nota: Ya no vamos a mostrar las tablas de comparación individualizadas de Real Madrid con el resto de equipos.

Comparativa en Competición Nacional, de varios equipos españoles, desde 2004/05 a 2016/17

Comparativa en Competición Nacional, de varios equipos españoles, desde 2004/05 a 2016/17

 

Comparativa en Competición Internacional, de varios equipos españoles, desde 2004/05 a 2016/17

Comparativa en Competición Internacional, de varios equipos españoles, desde 2004/05 a 2016/17

 

Comparativa en todas las competiciones, de varios equipos españoles, desde 2004/05 a 2016/17

Comparativa en todas las competiciones, de varios equipos españoles, desde 2004/05 a 2016/17

La diferencia de saldo arbitral

Vemos un saldo mucho mayor de tarjetas amarillas y rojas a favor del FC Barcelona. Esto se traslada directamente a una menor probabilidad de ganar los partidos, y por tanto, menos puntos conseguidos. A pesar de ello, en Liga, desde la temporada 2004/05 a la 2016/17, el Real Madrid solamente ha conseguido 20 puntos menos en estas 13 temporadas. Todo un logro si pensamos en ese número abrumador de rojas a favor del FC Barcelona en competición nacional (47 TRs de diferencia en esas 13 temporadas), y en que también el saldo de penaltis favorece al FC Barcelona (16 penaltis de diferencia en esas 13 temporadas).

Por tanto, es un saldo favorable al FC Barcelona de 63 acciones entre tarjetas rojas y penaltis. Ese es el Saldo Arbitral en Liga que ha obtenido el FC Barcelona y al que se refería el señor Godall.

Si nos centramos en la competición de Liga, han sido unos años con puntuaciones muy ajustadas, con sólo una victoria más a favor del FCB, con prácticamente los mismos puntos por partido (2.28 frente a 2.32 del FCB), y pensamos que este saldo de tarjetas rojas (y en menor medida, de penaltis) directamente tiene que ver con la consecución de títulos de Liga. Han sido 8 Ligas para el FCB, 4 para el RMA y 1 para el ATM, y eso ya no se va a cambiar. Estamos seguros que todos podréis comprender que con otro saldo de rojas, más equilibrado, más justo, i.e. con otro criterio sancionador más justo, el reparto de competiciones hubiera sido otro, y más ajustado a la diferencia real (mínima) que ha habido entre los dos equipos en LIGA, desde 2004/05 hasta 2016/17, que podéis ver en esta tabla:

Comparativa General de victorias, empates, derrotas, goles, penaltis, amarillas y rojas, entre Real Madrid y Barcelona, desde 2004/05 a 2016/17

Comparativa General de victorias, empates, derrotas, goles, penaltis, amarillas y rojas, entre Real Madrid y Barcelona, desde 2004/05 a 2016/17

Y ni siquiera estamos entrando en juzgar las tarjetas rojas sancionadas a uno y otro equipo, o las no sancionadas. No hace falta. En un número de partidos analizado tan importante, se descartan los errores puntuales (que los hay, en ambos sentidos), y nos quedamos con las tendencias. Esto es la Estadística.

Algunos pretenden que no saquemos conclusiones a la vista de estos datos. Pretenden que es posible que todos los casi 5000 partidos estén bien arbitrados, y que todas las tarjetas rojas a uno y otro equipo son reales y justas. Aparte de lo improbable que es esa información, es que ni siquiera se trata de eso. Tras el análisis de miles de partidos, aparecen nuevos datos, que son las tendencias, y esos nuevos datos son tan reales como los partidos originales estudiados.

Lo que se puede discutir es si la muestra de partidos (casi 5000 partidos de 7 equipos españoles en 13 temporadas) es suficiente o no para sacar conclusiones. Las conclusiones que saquemos serán tanto o más reales, tanto o más científicas, en función del tamaño de la muestra. Entendemos que la muestra es muy amplia como para que se pueda poner en duda la realidad de las conclusiones.

Por dejarlo claro: para denostar la Estadística se apela al típico caso en que cuando una persona no come ni 1 pollo al año, y otro come 200, la conclusión es que esas personas comen 100 pollos en media al año, lo cual se aleja mucho de la realidad. Efectivamente, ese sería un caso en que la muestra es insuficiente. Si en lugar de una muestra de sólo 2 personas, se hubieran tomado la información de 100 personas, las conclusiones serían mucho más reales. Si en lugar de 100, son 1000, aún más reales. Y llega un punto en que la muestra es tan suficientemente representativa, que no es necesario aumentar la muestra porque los datos concluidos ya prácticamente no cambian.

Los INTANGIBLES que provocan esta diferencia de saldo arbitral

Este saldo de amarillas y rojas también se traslada a otras consecuencias que podemos llamar INTANGIBLES porque es muy difícil de expresar con datos estadísticos. Pensad por ejemplo cómo afecta en el juego del FC Barcelona la mayor facilidad para amonestar con tarjetas amarillas y rojas a sus rivales en la intensidad defensiva de los mismos. Pensad cómo afecta al Real Madrid la mayor dificultad para amonestar con tarjetas amarillas y rojas a sus rivales en la intensidad defensiva de los mismos.

Pensad también en el mayor número de sanciones, en la indisponibilidad en partidos importantes de determinados jugadores, más o menos importantes, por sanción (ahí tenéis el caso de la sanción a Cristiano Ronaldo provocada por una reacción frente al atropello de la segunda amarilla de De Burgos), en tener que forzar físicamente en partidos que se juegan con inferioridad numérica (nos referimos principalmente al RMA), y por tanto aumentar el riesgo de lesión, en poder jugar con menor intensidad determinados partidos porque el rival está en inferioridad (nos referimos principalmente al FCB) y por tanto menor riesgo de lesión.

Ahora pensad en todo ello junto: intensidad de un equipo y sus rivales, junto a tener que forzar más minutos con menos jugadores disponibles por sanciones o por lesiones, lesiones provocadas a su vez por tener que forzar más. Esto nos suena que ha pasado, pero como decimos, estos intangibles son muy difíciles de probar, de concretar. No son más que elucubraciones.

Sigamos con los DATOS.

El saldo negativo del Real Madrid

Las anteriores reflexiones tienen que ver con la diferencia de saldo entre los dos equipos.

Pero también llama la atención que el Real Madrid tenga más tarjetas rojas en contra que a favor. De hecho, creemos que este dato es el más llamativo, que prueba que algo raro está pasando.

Creemos que aunque no ocurra en todos los partidos, en una serie de tantos partidos analizados, cuanto más defensivo sea un equipo, más faltas comete, y por tanto, con más amarillas será sancionado, y por tanto, con más rojas será sancionado. Ahí podéis ver el ejemplo más lógico o normal del Espanyol: más amarillas y por tanto más rojas que ninguno de los otros equipos analizados.

Pues bien, el Real Madrid es un equipo claramente más atacante que defensivo. De hecho, tiene un saldo positivo de amarillas. Por lo tanto el saldo negativo de rojas no puede atender al criterio de equipo atacante/defensivo. Tiene que atender a otro criterio. Para nosotros, el sesgo es claro: el criterio sancionador de los árbitros es muy duro con el Real Madrid y laxo con sus rivales.

Y viendo la diferencia del FCB con el resto de rivales en tarjetas amarillas y rojas, muy por encima de los mismos, también vemos el sesgo del otro lado: el criterio sancionador es muy laxo con el FCB y muy duro con sus rivales.

Ambas cosas a la vez.

Ya vimos, adicionalmente, el apunte de @deckard1980rmcf: el Barsa desde 2004 (4 TRs por temporada) tiene menos expulsiones que el Barsa de 1988 a 1996 (la época de Cruyff), en menor número de años (casi 7 TRs por temporada repartidas en 2 TRs en la 1988/89, 4, 4, 7, 13, 11, 6, y 8 TRs en las sucesivas temporadas de Cruyff), o incluso al Barsa de 1990 al 2000 (Cruyff, Robson, Van Gaal), también en menor número de años (también unas 6 por temporada). Entonces, ¿no jugaba al ataque el Barsa de Cruyff? ¿No jugaba al ataque el Barsa de Van Gaal?

Entrenadores y jugadores

Ya vimos también que no se puede relacionar con la intensidad que proponga un determinado entrenador. Simeone tiene un saldo de rojas positivo, Ancelotti tuvo un saldo negativo de rojas en su segundo año, Mourinho tuvo un saldo de rojas positivo en su segundo año. Y además los entrenadores duran en el cargo bastante menos tiempo del analizado (13 temporadas)

En cuanto a los jugadores podemos decir lo mismo. No hay ningún jugador que haga esa diferencia que estamos viendo entre los equipos, no ya entre Real Madrid y Barcelona, sino también entre Real Madrid y Sevilla, por ejemplo. Y jugadores intensos o agresivos ha habido en todos los equipos analizados.

Por ejemplo, no vale decir que es que "en el Real Madrid juega Pepe, y Pepe es un jugador muy violento". La última tarjeta roja a Pepe fue una doble amarilla en el minuto 44 de un Sevilla 2 - Real Madrid 6 el 17 de diciembre de 2011. Ha llovido. Tampoco sirve hablar de Sergio Ramos. Porque ni siquiera las tarjetas rojas de Ramos explican la diferencia en saldo de tarjetas rojas entre el Real Madrid y el Sevilla por ejemplo (25 de diferencia), y porque precisamente es un jugador con alrededor de 150 partidos con España en los que jamás ha sido expulsado. Precisamente, es de esa diferencia en el criterio sancionador de los árbitros españoles en competición nacional, de lo que estamos hablando. Es que es precisamente eso lo que nos preguntamos: ¿cómo puede tener tantas rojas Ramos en el Real Madrid y ninguna con España, siendo el mismo jugador con idéntica intensidad?

La posesión

Y también está el mito de la posesión. Por supuesto que es imposible pensar en la posesión como justificación de estos datos. Porque el Real Madrid tiene saldo negativo y el Real tiene más posesión que sus rivales (en general). No hay más cosas que mirar. Si según la teoría de la posesión, cuanta más posesión, más faltas te hacen, y más expulsiones a favor, el Real Madrid debería estar en positivo, puesto que tiene mucha posesión, más que otros equipos que efectivamente tienen saldo de tarjetas rojas positivo.

Pero además, y no es menos importante, como apuntó Bruce Wayne (@elmozo7), el Barsa de Luis Enrique (4 tarjetas rojas en Liga en 3 temporadas) tuvo menos tarjetas rojas que el Barsa de Guardiola (17 tarjetas rojas en 4 temporadas), teniendo de forma evidente menor posesión el primero.

Y @MaketoLari apuntó asimismo que el Rayo Vallecano de Paco Jémez, con mucha posesión, tenía un alto número de expulsiones propias: una media de 7 tarjetas rojas por año en Liga (por cierto, la misma del Real Madrid en estos años analizados, siendo el Rayo un equipo de la parte baja de la tabla), repartidos en 4 tarjetas rojas en la 2012/13, 8 en la 2013/14, 6 en la 2014/15, y 10 en la 2015/16.

El número de faltas

Tampoco podemos acudir al número de faltas. Por poner un ejemplo, con datos de @MaketoLari, en las últimas temporadas de Liga, desde la 2012/13 hasta 2016/17, tenemos el siguiente número de faltas, tarjetas amarillas y rojas:

Comparativa de faltas, amarillas y rojas entre Real Madrid, Atleti y Barsa, desde 2012/13 a 2016/17

Comparativa de faltas, amarillas y rojas entre Real Madrid, Atleti y Barsa, desde 2012/13 a 2016/17

En estas últimas 5 temporadas de Liga, con casi 500 faltas más, el Atlético de Madrid tiene las mismas tarjetas rojas que el Real Madrid. Con 165 faltas más en 5 temporadas, 33 faltas más por temporada, no llega a 1 falta por partido más (38 partidos por temporada), el Real Madrid tiene más del doble de tarjetas rojas que el FC Barcelona y tiene 69 tarjetas amarillas más. Son datos que no cuadran.

Son anomalías estadísticas.

De hecho, cada dato que miramos es una nueva ANOMALÍA ESTADÍSTICA a favor del FC Barcelona y en contra del Real Madrid.

Conclusiones sobre el Saldo Arbitral

Resumiendo, no se puede acudir ni al estilo (más o menos atacante/defensivo), ni a la posesión, ni a entrenadores concretos, ni a jugadores concretos, ni al número de faltas, ni a la falta de valor estadístico. Cualquiera de esos criterios, o todos juntos, pierden sentido cuando incluimos en el estudio al Sevilla, Atlético de Madrid, o Athletic Club de Bilbao.

Lo que se ve en los datos es un distinto criterio sancionador de los árbitros, mucho mejor que la media para con el Barsa, y mucho peor que la media para con el Real Madrid. Insistimos que ocurren las dos cosas a la vez. Ambas cosas son anomalías estadísticas.

Imaginad qué dirían los culés o en general cualquier aficionado no madridista, si estos datos que estamos viendo, fueran favorables al Real Madrid, y desfavorables al Barsa.

Y luego vienen las interpretaciones de por qué ocurre eso. Aquí no hay pruebas de nada, pero creemos que todos concluimos lo mismo porque no hacen falta esas pruebas, y más después de ver el caso Soule, qué ha pasado en la RFEF y su régimen clientelar, y después de ver las declaraciones de ex-árbitros.

 

 

Leave a reply