Champions o plomo. Por @madridismo_vena

Creo que habrá pocos madridistas
que, con la mano en el corazón, no
vieran a principio de temporada que
nuestra plantilla, por tercer año
consecutivo, había sufrido un
empobrecimiento de calidad.
 Aún así, creimos. Decidimos seguir
creyendo.
 ¿Como no creer en unos jugadores
que han ganado cuatro Champions en
4 años, tres de ellas consecutivas?
 Pues bien. La copa ha muerto,
dolorosamente, puesto que nuestra
eliminación la ha frmado un mal
Barcelona que en ningún momento
fue mejor que el Real Madrid. Pero

eso después de todo no vale más que
para un triste consuelo.
 La Liga tambien está muerta para el
equipo blanco. En el mejor de los
casos, si gana el Sábado, acabará la
jornada a 6 puntos, 7 con el
golaverage. Eso es un mundo,
sobretodo si ese mundo lo tiene que
conquistar un equipo que funciona a
momentos, y que cuando da dos
pasos seguidos, no sabe si acabará
dando el tercero sin caerse.
Esta realidad es tan dolorosa como
cierta.
 La marcha de Cristiano será

nombrada como la razón principal de
nuestro mal momento. Pero eso es
quedarse con lo superfcial.
La realidad es que este año no sólo
nos ha abandonado Cristiano.
Tambien se han ido Marcelo, Modric,
Kroos, Bale, Isco. O al menos nos ha
abandonado la mejor versión de cada
uno de ellos.
 Sin un jugador importante podemos
seguir haciendo historia. Sin seis de
ellos, es prácticamente imposible.
 Nuestras esperanzas estan en manos
de un joven talento como Vinicius, o
jugadores meritorios y voluntariosos
como Reguilon o Valverde.

Viéndolo de ese modo, habrá que
poner en valor lo que estamos
haciendo. Es realmente lamentable
que tengamos que pensar eso de
nuestro devenir esta temporada.
 Ante esta perspectiva, solo nos queda
volver a vivir "el día de la marmota" y
buscar el más difícil todavía.
Esta temporada, una vez más, será de
Champions o plomo.
Cómo fueron las anteriores, a
excepción de la Liga de Zidane.
 Si rebuscamos profundamente en

nuestro madridista corazón, seguro
que aún encontraremos una pequeña
llama de esperanza, que nos dice que,
aún con esta plantilla devaluada,
podemos luchar por la Champions, y
hasta podemos ganarla.
Hoy toca meditar, maldecir,
enfadarse… Y mañana,
irremediablemente, volveremos a
soñar.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.