Crónicas de Valdebebas: Sestao River 1 - RM Castilla 0, por @MiguelGinoriz

Partido correspondiente a la trigésimo primera jornada de liga del Grupo II de la Segunda División B, disputado en el clásico campo de Las Llanas de Sestao entre el conjunto local, el Sestao River, y el Real Madrid Castilla. El Sestao River formó un 1-4-2-3-1 compuesto por Magunazelaia; Gago, Jon García, Tarantino, Magdaleno; Gaizka, Armando; Rodri, Barrenetxea, Leandro; Rahmani. Por parte del conjunto de Santiago Hernán Solari, dispuso a sus jugadores, también, en un 1-4-2-3-1 de salida, integrado por Carlos Abad; Tejero, Lienhart, Mario Hermoso, Abner; Valverde, Javi Muñoz; Enzo, Febas, Quezada; Sergio Díaz.

El partido siguió el guión habitual de los partidos del Real Madrid Castilla en la era Solari, con unos quince primeros minutos ilusionantes a nivel de juego, con alguna llegada peligrosa, como el lanzamiento a larguero de Mario Hermoso en el primer minuto de juego. No obstante, pasado este primer tercio de la primera parte, el equipo, como viene siendo habitual, cede protagonismo en el juego a las ganas rivales para acabar siendo un equipo sin alma, que no defiende bien, pero que ataca peor. Como decíamos, pasado este primer cuarto de hora, el Sestao River se fue imponiendo, poco a poco, en el juego, aunque sin llegar a concretar demasiadas ocasiones de peligro; no obstante, la sensación era que si tenía que haber un gol, llegaría del lado sestaoarra. En el Castilla, muchos problemas de juego. Febas estaba demasiado alejado de la generación de juego, y el buen trabajo tanto de Barrenetxea como de Rodri sobre los pivotes castillistas hacía que el juego tuviera que iniciarse por medio de los centrales, que acudían al balón largo como recurso. Sergio Díaz, único delantero del equipo en la primera mitad, el cual fue constantemente superado en el juego aéreo por Jon García y Tarantino. El Sestao, merced a su buen hacer defensivo, logró mover el balón con criterio y llevarlo al campo castillista con cierta facilidad. Esta situación llegó hasta el descanso.

El descanso vio como Abner, que no había estado fino en ataque, pero que había logrado cerrar su banda en defensa correctamente, fue sustituido por Campuzano, implicando que Quezada pasase al lateral izquierdo y Sergio Díaz al extremo izquierdo en la línea de mediapuntas. Contrariamente a lo que hubiera dictado cierta lógica, aunque también es verdad que a toro pasado, todos somos Manolete, el cambio de jugadores no implicó cambio de dibujo, lo que propició que el paraguayo se alejase del área, y le viéramos casi más en labores defensivas que ofensivas. El inicio de esta segunda mitad fue, también, como en la primera, ilusionante; con un Castilla adelantando líneas y propiciando alguna pérdida del Sestao River que pudo llegar a ser peligrosa. Pasado el primer cuarto de hora, como viene siendo habitual, el bajón de juego fue aprovechado por el Sestao; tras una incursión de Magdaleno por el sector izquierdo, metió un buen balón al área que remató en primera instancia Rodri. Este fue despejado en línea de gol por Mario Hermoso, pero una deficiente defensa de la frontal del área, donde aparecieron hasta tres jugadores verdinegros sin oposición, hizo que el rechace le cayera a Gaizka, que fusiló la portería castillista sin oposición ninguna. Corría el minuto sesenta y, desde entonces, el Castilla desapareció del campo. El ritmo, el juego y el peligro, salvo alguna ocasión contada, vino por parte vasca, mientras que el Castilla se limitó a defender sin apenas ofrecer soluciones. Ni el cambio de Achraf por un invisible Tejero, ni el de Cedrés por Lienhart sirvieron para reanimar al enfermo. Categórica fue la imagen de Sergio Díaz cerrando el lateral izquierdo del Castilla en varias ocasiones. Así se llegaría al final del partido, con una merecida victoria del Sestao River.

El Castilla sigue con su penar por esta Segunda División B, en una temporada con más penas que gloria. Siete jornadas para que acabe, aún con opciones de entrar en playoff, pero que sin embargo ni el juego del equipo, ni las sensaciones que se transmiten desde el banquillo, parecen apuntar a un éxito a final de temporada. Sin embargo, quien escribe estas líneas espera equivocarse de pleno y que el Real Madrid Castilla acabe ascendiendo a final de temporada.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.