Cuartos Liga Endesa. El Madrid golpea primero. Real Madrid 101-Herbalife 74

El Real Madrid se impuso en el Palacio al Herbalife para llevarse el primer partido de la serie de cuartos de final de los playoffs por el título de la Liga Endesa.

Si a alguien aún no le ha quedado claro el concepto de "lolaso" sólo tiene que ver el primer cuarto del partido, los blancos recibieron un parcial de salida de 0-12 en los tres primeros minutos ante la mirada atónita de los aficionados y del propio Laso, esta relajación inicial por parte del equipo se vio reflejada en la cantidad de pérdidas absurdas en la circulación. Mientras que Tavares hacía valer su ley en la zona, las penetraciones de Newley y el acierto de Salin abrían la diferencia para el cuadro canario. Tras el tiempo muerto de rigor, Laso decidió cambiar el quinteto inicial a excepción de Sergio Llull, y los suplentes respondieron a la perfección. Liderados por el mallorquín, el conjunto blanco devolvió el parcial inicial con creces (22-4), consumando un nuevo lolaso, esta vez en tiempo récord.

El equipo de Aíto acusó el golpe al inicio del segundo cuarto, así como su falta de acierto en la línea de tiros libres (firmó un 1/8 al inicio), lo que permitió al Madrid aumentar la ventaja de la mano de un acertado KC Rivers, que parece estar mostrando su mejor cara en el momento decisivo de la temporada. Sorprendentemente Laso dió entrada al joven Luka Doncic, que aportó minutos de calidad, destacando especialmente un rebote luchado (y ganado) con Tavares. EL Chacho estuvo bien en la dirección del juego hasta que un lamentable HIerrezuelo acabó por desquiciarlo, y es que los colegiados permitieron durante algunos tramos la dureza excesiva de un Herbalife que, no obstante, acabó pagando sus excesos en defensa. Aún así los madridistas no le perdieron la cara al partido, lo que les permitió irse al descanso con una ventaja de 15 puntos en el marcador.

vavel[fuente www.vavel.com]

A la vuelta del descanso el partido perdió gran parte del ritmo mostrado en la primera parte. El Madrid se dedicaba a controlar el partido y los canarios se veían en un quiero y no puedo, pagando con problemas de faltas la dureza empleada en la primera parte y donde sólo Newley parecía tener algo de capacidad para tirar del equipo. Tras el inicio trabado emergió la figura del MVP de la Liga Felipe Reyes, que terminó de matar el partido. Con esto el último cuarto fue poco menos que testimonial, y un Palacio entregado como siempre se permitió el lujo de jalear a los menos habituales, y disfrutar de más minutos del joven Doncic.

Leave a reply