Déjà vu. Con licencia para enmierdar (35). Por @eggthegg

Hasta el déjà vu más poderoso es frágil, y el mío se rompió al mirar el cielo sin Luna. Stephen King en Un saco de huesos

Exactamente eso es lo que me ha acometido en estas horas, desde que se consumó la clasificación del Real Madrid a la gran final de la Champions League en Milán. Una sensación de cosa ya vivida, hace dos años. Me refiero, claro, al hecho de que vamos a disputar la final contra el mismo rival de entonces. Pero, lamentablemente el déjà vu va mucho más allá. Algunas cosas no han cambiado nada en este tiempo y las que han cambiado, lo han hecho para peor. Como diría Jack “el Destripador” vamos por partes.

Sin que sirva de precedente y para ser coherente con mi forma de pensar, voy a defender, sólo un momento, al Atlético de Madrid de Simeone. Cada equipo juega COMO LE DA LA GANA de hacerlo y según el patrón impuesto por su entrenador. El estilo innegociable el juego preciosista el ser protagonista, la posesión, resumiendo el jugar bien, son puras mentiras. Trolas abanderadas por un sector de la prensa, y llevadas a la máxima expresión de intransigencia por individuos sectarios e intolerantes como Pep Guardiola y su deplorable acólito, el charnego amante del césped Javier Hernández, Xavi, para los indepes. No sorprende sin embargo, el linchamiento sufrido por este último a raíz de sus recientes declaraciones criticando a los colchoneros. Censurar públicamente al Atlético de Madrid, por cualquier razón, es castigado con la lapidación inmediata del culpable.

guartr.cata

Otra cosa que me ha producido el déjà vu mencionado es que la Champions del Real Madrid,  en vez de un torneo futbolístico, ha sido una serie de conciertos. Si, amigos, El PSG, el Shakhtar Donetsk, el Malmö, la Roma, el Wolfsburgo y el Manchester City, cuando se enfrentan a nosotros, dejan de ser un equipo de fútbol y se convierten, automáticamente en una banda. De todos estos, el único equipo que en realidad se comportó como tal, fue el Manchester City, gracias a su entrenador, el resentido Pellegrini, que le contagió a su equipo esa personalidad chispeante y bulliciosa que le caracteriza. Lo que curiosamente todos olvidan es que el Atlético de Madrid, estuvo a punto de ser eliminado en octavos de final de esta competición, por esa superpotencia futbolística, ese transatlántico, ese gigante del balompié llamado PSV Eindhoven.

Siguiendo con ese sentimiento de cosa ya vivida, de déjà vu, veo la portada del SPORT del jueves, en la que en su incurable madriditis titulan que serán “Cholistas por un día”. Como dice el chiste, esta gente no sufre de complejo de inferioridad, son inferiores y punto.  Y además veo que, de nuevo el día 28 de mayo, estaremos los madridistas solos. Contra todos. Como nos gusta, porque como dice el dicho "más vale solos que mal acompañados”

Y para acabar, mis queridos compañeros madridistas, una pregunta difícil ¿Tenéis el estómago preparado para escuchar en los próximos 22 días, un total de 23.546.871.599 veces la estupidez, la necedad, la sandez, la simpleza y la mamarrachada de que “La Champions le debe un título al Atlético”? ¿Se puede ser más simple y a la vez mas cenutrio que esta prensa que nos ha tocado padecer?

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.