Di Stéfano lo cambió todo. Por @Maketolari

[Foto: deportistasdeleyenda.blogspot]

Fue el 23 de Septiembre de 1953. El Real Madrid C.F. disputó un partido amistoso contra el Association Sportive Nancy-Lorraine. No fue el debut soñado de "La Saeta Rubia" ante su nueva afición , ya que se perdió el partido por 2 goles a 4, pero el madridismo por fin pudo ver a su nuevo fichaje vestido de blanco. Nadie podía presagiar que ése iba a ser el inicio de 11 años que cambiarían radicalmente la Historia del Real Madrid .

En las vitrinas del equipo blanco sólo habían 2 Ligas y 9 Copas de España como títulos más destacados. Sus rivales acumulaban más trofeos: 6 Ligas y 12 Copas el Fútbol Club Barcelona, y 5 Ligas y 16 Copas el Athletic de Bilbao. El Real Madrid sólo era el quinto equipo en el Palmarés de La Liga. El Atlético de Madrid (o Atlético Aviación), con 4 Ligas, y el Valencia, con 3 Ligas, superaban al Club presidido por Don Santiago Bernabéu.

Los 14 primeros años de la dictadura fueron duros deportiva y económicamente para el Real Madrid. Las obras del nuevo "Estadio Real Madrid Club de Fútbol", más conocido entre los aficionados como "Chamartín" o "Nuevo Estadio Chamartín", supusieron un gran esfuerzo económico para la entidad y no se pudo competir a la hora de fichar grandes jugadores. Esa precariedad casi provoca el descenso de categoría del equipo en 1948.

A pesar de todo, el Club tenía ya una buena masa social en 1953 gracias a las 75.000 localidades del Estadio (al año siguiente se ampliaría su capacidad a 125.000) y a los grandes triunfos logrados por las diferentes secciones deportivas. No es difícil imaginar que ganar 21 años después su 3ª Liga supusiera un gran impulso para el Club. Aquella Liga, en la que se ganó al FCB por 5-0, fue el primero de 15 títulos conseguidos en una racha espectacular: 8 Ligas en 11 años (53-64), las 5 primeras ediciones de la Copa de Europa (56-60), una Copa de España (1962) y la 1ª Copa Intercontinental lograda ante Peñarol (1960), algo difícilmente repetible hoy en día. Resultados históricos logrados por Miguel Muñoz, Santamaría, Juan Alonso, Mateos, Zárraga, Ruiz, Kopa, Rial, Gento, Puskas, Canario, Del Sol,...,y por el jugador más determinante del equipo: Don Alfredo Di Stéfano Laulhé.

Los premios individuales que consiguió como jugador merengue dan una muestra de su grandeza: 5 Pichichis, 2 Balones de Oro (57-59) y un Súper Balón de Oro recibido en 1989. Los que le vieron jugar cuentan que fue el primer futbolista total. Un delantero que defendía, elaboraba, driblaba, y sobre todo, marcaba muchos goles (307 en 396 partidos oficiales). Su entrega en la disputa de cada balón contagiaba a sus compañeros de equipo y ese carácter competitivo le hacía salir al terreno de juego con una única idea en la mente: ganar.

Fue el jugador franquicia del primer Club hegemónico de la Historia. Un futbolista mítico que lideró un equipo invencible en Europa durante un lustro. Marcó 7 goles en 5 Finales seguidas de la Copa de Europa, 3 de ellos en la victoria por 7 a 3 (4 de Puskas) sobre el Eintracht de Frankfurt en la Final de Glasgow de 1960, partido considerado como el mejor de la Historia de Clubes por muchos entendidos.

Fuente:  abc.es

Fuente: abc.es

Sorprende que, con un equipo que arrasaba por los campos de fútbol de Europa, el Real Madrid de Di Stéfano no lograra ningún triplete (Liga,Copa,Copa de Europa) durante esos 11 años. Se consiguieron 2 dobletes seguidos ganando Liga y Copa de Europa (56-57,57-58), un doblete ganando Liga y Copa (61-62),  y sólo en una ocasión se estuvo a punto de conseguir el triplete: fue el 29 de Junio de 1958 en la Final de Copa disputada en el Estadio Santiago Bernabéu contra el Athletic de Bilbao. El resultado fue de 2 a 0 a favor del equipo vasco. De las cuatro Finales de Copa que disputó Di Stéfano con el Real Madrid, sólo ganó una (2 a 1 ante el Sevilla en 1962).

Aquel equipo logró disputar 2 Finales más de la Copa de Europa, pero se perdieron contra el Benfica de Eusebio y Béla Guttman en el 62, y contra el Inter de Helenio Herrera en el 64. El astro argentino no marcó. Esos partidos fueron el preludio de su marcha del Club. No fue una salida agradable pero, con 38 años recién cumplidos, había llegado la hora de poner punto y final a su carrera como jugador en el Real Madrid.

Al final de su paso por el Real Madrid, en la Sala de Trofeos del Club se podían contemplar 10 Ligas (2 más que el segundo), 5 Copas de Europa (3 más que el segundo) , 1 Intercontinental y 10 Copas de España.

Tras un periodo de tiempo como jugador y entrenador en otros clubes, regresó a su casa como entrenador del primer equipo en los 80 y, en los últimos 14 años, como Presidente de Honor del Club. Es un orgullo para todos los madridistas que, al poco tiempo de llegar a la Presidencia de Honor, Don Alfredo Di Stéfano recogiera el Trofeo otorgado por la FIFA al Mejor Club del Siglo XX.

Por todo lo explicado anteriormente, siempre le recordaremos como el jugador que cambió la Historia del Real Madrid y, para los que así lo pensamos, como el mejor jugador de la Historia del Fútbol.

 "Ningún jugador es tan bueno como todos juntos."

Don Alfredo Di Stéfano Laulhé (1926-2014)

 

 

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.