Gestión óptima. Por @RMFacts

(Foto: https://www.mundodeportivo.com/futbol/real-madrid/20181225/453745595457/solari-lopetegui-real-madrid.html)

La palabra gestión, de conformidad con el Diccionario de la Real Academia de la Lengua significa: acción y efecto de gestionar. Gestionar, a su vez, según el propio lexicón, en su tercera acepción, se refiere al verbo transitivo de que representa la acción de manejar o conducir una situación problemática.*

Ahora bien, la palabra óptima, según recoge el diccionario que venimos citando, nos remite al verbo transitivo optimizar, que significa buscar la mejor manera de realizar una actividad).**

Así pues, por gestión óptima podemos entender la mejor manera de manejar una situación problemática. Quizá muchos de ustedes, llegados a este punto, se pregunten ¿Qué tiene que ver tanta complicación lingüística con el Real Madrid? Es una pregunta válida, sin duda. La respuesta es muy sencilla, nuestro entrenador, Don Santi Solari acaba de realizar una demostración magistral de lo que es una gestión óptima. 

El día domingo 3 de febrero jugamos contra el Alavés en Liga. Ese mismo día el líder de la competición, el F.C. Barcelona, se había dejado dos puntos tras empatar su partido (dejándonos a ocho puntos) y el segundo de la tabla, el Atlético de Madrid, se dejó los tres puntos (dejándonos a dos puntos). Una oportunidad de oro para remontar puntos. 

Pero el equipo se encontraba con un problema importante. El próximo día miércoles se juega la ida de la semifinal de la Copa, precisamente contra el Barcelona. Por si no fuera poco, unos días después, el domingo 9 de febrero, se jugará el derbi capitalino en la Liga (dando la oportunidad a los nuestros de posicionarse en el segundo lugar de la tabla general) y, para rematar, el siguiente miércoles (13 de febrero) nos jugamos la ida de octavos de final de nuestra competencia favorita, la Champions, contra el Ajax. 

Una semana complicadísima con un calendario muy apretado y viajes a Barcelona y Holanda. El equipo de Solari se juega, casi todo, en estos tres partidos, por lo que arriesgar demasiado contra el Alavés parecía una locura. 

Y llegó la genialidad del argentino: dispuso un equipo que jugara muy concentrado, con poco desgaste físico y haciendo un partido lo más eficiente posible. 

Los goles, sabía Solari, llegarían solos. Era cuestión de tiempo. No valía la pena forzar la máquina demasiado. Y así fue. Llegó Benzema –otra vez- y clavó el primero. Ya luego el Alavés apretó y el Madrid fue paciente, inteligente y supo gestionar el juego. Vinicius se inventó una gran jugada y marcó el segundo. Con el partido casi ganado el Madrid se dedicó a equilibrar el físico y a no arriesgar nada. Todo muy lento, todo muy poco dinámico, pero sumamente funcional. La entrada de Mariano vino a suponer el tercer tanto del partido y sellar definitivamente la victoria. 

Un partido, sí, aburrido y lento, pero, tomando en cuenta lo que se viene… muy inteligente de parte de nuestro entrenador. 

Una gestión, pues, óptima.

¡HALA MADRID!

*(Véase voz Gestión https://dle.rae.es/?w=gestióny voz GESTIONAR https://dle.rae.es/?id=JAQijnd)

** (Véase voz OPTIMIZAR https://dle.rae.es/?id=R7YxPPp)

Tagssolari

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.