Grazie, Fabio. Por @RMFacts

[Foto: https://www.eurosport.com/football/la-liga/2011-2012/fabio-capello-carlo-ancelottis-real-madrid-are-like-mine_sto4719331/story.shtml]

El día de hoy Don Fabio Capello (San Canzian d´Isonzo, Gorizia, Italia, 1946) anunció, a los 71 años, su retirada del mundo del fútbol.

Como entrenador se alzó siete veces con campeonatos nacionales de liga (dos con el Real Madrid), una Copa de Europa (aquella que ganó al Barcelona cuatro goles a cero) y una Supercopa de Europa. Además, en el plano individual, fue galardonado con la Panchina d`Oro, que se le otorga al mejor técnico italiano.

Primera Etapa en el Real Madrid, 1996-1997

En el año 1996 el Real Madrid hizo oficial el fichaje del italiano para dirigir al club a una nueva época de gloria. Con fichajes de alta talla como Suker, Mijatovic, Bodo Ilgner y el gran Roberto Carlos e inspirado, quizá por ese tifo famoso, Capello buscó hacer del equipo el mejor de España, Europa y el Mundo.

Su primera temporada al mando del equipo fue bastante exitosa: una liga que se ganó con dos puntos de ventaja sobre el eterno rival, para ser un total de 92 puntos. Su estilo de juego era muy defensivo para el aficionado madridista y eso no gustaba, pero estilo defensivo o no, se alzó con un título.

A pesar de la obtención del campeonato nacional, Capello decidió dejar la disciplina blanca. Una decisión que poco tuvo que ver con el fútbol y mucho con riñas internas entre el italiano y Lorenzo Sanz, presidente del club por aquél entonces.

Las bases que dejó el italiano fueron sólidas, tanto que unos meses tarde nos volveríamos a encontrar con una vieja amiga después de tres décadas: La Copa de Europa.

Segunda Etapa en el Real Madrid, 2006-2007

Diez años después, en el verano de 2006, el club anunció el regreso de un viejo conocido del banquillo: el italiano Fabio Capello.

El presidente de esos años, Ramón Calderón, trajo al italiano con una meta en mente: ganar el Campeonato Nacional después de tres años en blanco. Recordemos, además, que el Barcelona venía de conseguir un doblete (04-05 y 05-06). Ganar la Liga era fundamental.

El italiano contó con las incorporaciones del capitán de la selección campeona del mundo, Fabio Cannavaro así como Ruud Van Nistelrooy y otros jugadores de talla mundial. No está demás señalar que en el mercado invernal de esa temporada llegaron Higuaín y Marcelo.

A pesar de los fichajes de los mercados de verano e invierno el estilo del italiano no convencía al público del Bernabéu y los resultados tampoco ayudaban: para el mes de marzo de año 2007 ya estábamos eliminados de la Copa del Rey y de la Copa de Europa, además de ir en la cuarta posición con seis puntos de desventaja sobre el puntero, es decir, el Barcelona.

Pero Capello no bajó los brazos, tiró de todo el gen madridista y el equipo tuvo un cambio radical. Comenzamos a ganar y ganar, a trompicones, con remontadas y sufriendo mucho, pero poco a poco empezamos a escalar posiciones.

Esa liga será recordada como “La liga de Tamudo” por aquellos goles que el jugador del Espanyol le metió al Barcelona en la penúltima jornada del campeonato y que permitió que el Madrid se colocara en una posición favorable para ganar la Liga.

En la última jornada solo se tenía que ganar y por criterio de desempate quedaríamos campeones. Un partido difícil, que hubo de ser remontado, pero que tras noventa minutos de infarto se consiguió. El pitido final le dio a Capello su segunda Liga y al Madrid la posibilidad alzarse con otro titulo, uno más para la vitrina.

A pesar de la obtención de La Liga, la Directiva decidió echar al italiano de la disciplina Madridista. Las bases de Capello sirvieron para repetir el campeonato la temporada siguiente.

Fabio Capello es una figura importante en nuestra historia reciente. Por eso, desde aquí, se le rinde un homenaje. Grazie, Fabio.

¡Hala Madrid, y nada más!

Leave a reply