Intrahistorias de la mafia. Por @SoyVikingo_MSur

Mil y una llamadas perdidas y un mensaje de voz; “Felicidades, jornada perfecta. Llámame.”

El domingo se había alargado entre copas y puros. Todo había salido según lo previsto. Había motivos más que suficientes para celebrarlo. Dos penaltis a favor del Real Madrid contra el Valencia en casa de los Ches, y la racha de penaltis en contra del Barça sin pitar se mantenía. Era noche para llegar a gatas a la cama, y así lo fue...

«¡Bendito despertador!»

Eran las 13:00 horas del mediodía cuando por fin despertó, y dejó aquella terrible pesadilla que llevaba amargándole el sueño toda la noche; había estado soñando con la Séptima; reviviendo el gol de Pedja. La Octava; con un Valencia favorito arrollado. La Novena; con aquella maravillosa volea del hoy entrenador y ganador de dos Champions seguidas por primera vez desde que la Copa de Europa pasase a llamarse Champions League. Y con la ansiada Décima, aquella que tantos periódicos relleno; ¿y el Madrid qué, otra vez campeón de Europa?

El himno del Barça sonaba retumbando en aquel inmenso dolor de cabeza. La habitación apesta a alcohol incluso para su olfato. Vagabundeaba por el pasillo en camino de hacerse con una aspirina para aliviar el dolor... «Benditos sean estos lunes sin la obligación de acudir a las radios a dar explicaciones» cuando se dio cuenta de que su teléfono se encontraba sin batería y apagado, caído a los pies del perchero donde debió de atinar la noche antes a colgar la chaqueta. Camino hasta la cocina. Enchufo el móvil. Engulló el agua con la pastilla y lo encendió.

-¡¡Me cago en todo!! él jefe...

Después de escuchar el mensaje, noto que el corazón volvía a bombear la sangre en la dirección correcta, los pulmones contraídos le volvían a permitir respirar, y el estómago, le pedía a gritos sentarse a expulsar...

-Buenos días jefe...

-Te espero donde siempre. No tardes.

De camino echaba una ojeada a lo que la prensa había dicho y podía haber sacado de quicio al jefe. No encontraba nada. Poco revuelo con el penalti de Umtiti no pitado, menos de la agresión de Suárez y, ni rastro de la jugada previa al gol de Messi. Pensó todo lo que la cabeza le permitía en lo que había leído de Mestalla el día de antes... pero nada, la borrachera de después de lo  del Barça no le dejaba recordar más allá de las terribles pesadillas sufridas, y prefirió darse por vencido. Todos los caminos en su cabeza iban con dirección a París como si de Roma se tratase. Llegó al lugar de la cita, restaurante de confía con reservado aislado de la gente común que allí pudiese encontrarse y entró; directo donde se fraguaba el plan entre copas cargadas con mucho hielo y donde le esperaba impaciente con casi toda seguridad el jefe.

-Ho-ho-hola jefe...

-Ves a buscar el vermú, que ya sabes que me fío del dueño pero nada de que anden por aquí los camareros. Y date prisa, patizambo.

-Aquí tiene. Lo de siempre.

-Siéntate. ¿Has visto la prensa?

-Poco. Un vistazo rápido. Pero, pero los chicos han hecho lo que se les pidió...

-Lo sé. Imbécil. Y todo a salido a la perfección. ¿No viste la portada de Superdeporte del sábado?

-¿La de PenalDos? Pero... pero usted dijo que fuésemos justos por una vez en está temporada con el Real

-¡¡Calla!! Imbécil. Confío más en el anti madridismo que en ti. Vivimos años de gloria. La prensa gana más dinero siendo anti madridista que protegiendo los intereses del Real Madrid, y eso nos lo hace todo más fácil. Los llorones del Valencia han alzado la voz por dos penaltis que eran.

-Se pensarían que iba a ocurrir lo mismo que al principio de temporada cuando al Barça no le manteníamos con esta distancia. ¡Jejeje!

-No me interrumpas. ¿Y lo de Estudio Estadio, lo has visto, o tampoco?

-No.

-Han lanzado una encuesta donde se pregunta a quién han favorecido más esta jornada los colegiados... ¡¿te lo puedes creer?! ¡¡Adoro este anti madridismo tan rancio y casposo!!

-¡Jajaja!

-Estamos a un paso de culminar la obra más descarada de nuestra era. No podemos dejar puntada sin hilo. Al Madrid hay que mantenerlo al límite de la desesperación pero sin quedarnos con el culo al aire, que sufran, y duden de si mismos, pero que sigan siendo los que más penaltis tiran en la historia de la liga, intrascendentes, como los de la copa. Y respecto al Barça, seguimos con el plan...

-Lo que usted mande.

-Desaparece de mi vista y vete a felicitar a los sumisos de tus chicos, en especial al del domingo, al ciego que ni vio el gol de Messi en Mestalla ni nada de todo lo que ocurrió en el Camp Nou y hazle ver, y si hace falta le compras unas gafas, que viendo lo que queremos que vea, y solo lo que queremos, tiene opciones de ser alguien en este mundillo. ¡Ah! y pídeme otra, y paga todo lo que se debe, que buen sueldo te pago. ¡¡Qué me lo traiga la camarera!!

-Muy bien. Hablamos, jefe.

Caminaba con semblante feliz, despreocupado, a sabiendas de que sus pupilos del silbato en el césped mantenían al de arriba contento cuando le llegó un mensaje.

“Me veo obligado a anunciar que para la próxima temporada, instauramos el VAR.”

Sintió que le caían las 12 Copas de Europa del Real Madrid encima.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.