Nada al azar. Cuentos de "Fúrgol". Por @Vdevillarato

El azar en el fútbol existe, siempre se dice que los campeones también necesitan de esa dosis, grande o pequeña, de suerte para poder levantar los títulos conquistados, y que yo recuerde no he visto a ningún equipo que no haya necesitado de ella. Lo que pasa es que hay equipos que intentan evitar, en condiciones normales, tener "mala suerte" que los conduzca a no lograr los objetivos que se marcan a principios de cada temporada, y no por méritos única y exclusivamente deportivos como debería ser. Uno de esos equipos es el todopoderoso FC Barcelona, como habréis supuesto muchos de los lectores que estéis leyendo este artículo.

No tengo la más mínima intención de hablar aquí de temas arbitrales, de penaltis, de goles en fuera de juego, de tarjetas ni de arbitrajes sibilinos...no, aquí hoy voy a hablar de ese otro "villarato encubierto" por llamarlo de alguna manera. Hay muchas maneras de decidir partidos o títulos que no sean mediante banderines y silbatos, incluso de allanar el camino y evitar tener esa "mala suerte" a la que he hecho alusión al principio del artículo para futuras temporadas, eso en el Barcelona lo saben hacer muy bien. Veamos un resumen así por encima de lo más llamativo y os enteraréis a la primera de lo que hablo.

Todo empezó en Tenerife, con las famosas ligas que coincidieron con los primeros años de Villar en la poltrona. Resulta que en verano de 1993 el Tenerife era invitado al trofeo Gamper, y resulta que de forma repentina en ese partido el Barcelona parecía un equipo de tercera regional y el Tenerife el Brasil de Pelé, había que devolver favores y pagar el hecho de que el club tinerfeño accediese al chanchullo y se llevaron el trofeo. Además, ese verano Quique Estebaranz, jugador del Tenerife hasta la fecha, firma por el club azulgrana, lo que demuestra todavía más que de casualidades nada de nada.

En la última jornada de la liga 1997-1998 el Barcelona, ya campeón, recibe al Salamanca en el Nou Camp y estos ganan de manera apabullante 1-4 salvando la categoría. Hay que ver las imágenes de los goles del Salamanca aquel partido y las "facilidades" de la defensa azulgrana. El trato del presidente Salmantino con el club azulgrana fue especialmente exquisito a partir de aquella fecha.

Ya más recientemente, en la temporada 2008-2009, en la penúltima jornada el Barcelona se enfrenta en casa a Osasuna, que se jugaba la permanencia. En ese partido el Barcelona no tira una sola vez a puerta y en cambio el dominio rojillo es sorprendente cuanto menos. Quizás esta es la causa por la cual en la temporada 2010-2011 Osasuna decidiese jugar aquel famoso partido contra el Barcelona a pesar de que los culés llegaron tarde media hora al Reino de Navarra, y por consiguiente ese partido lo tenía ganado el equipo local por incomparecencia del rival si hubiese querido denunciarlo, pero no lo hizo y el Barcelona se llevó los 3 puntos.

En la temporada 2014-2015, el Deportivo llega a la última jornada con la imperiosa necesidad de puntuar, como mínimo, si quiere quedarse en primera. Un partido que se pone 2-0 al descanso y luego de forma sorprendente empata el Deportivo a 2 con un bajón físico culé altamente sospechoso, que además vino acompañado de unas declaraciones del deportivista Lopo que cuanto menos confirmaba que algo raro había pasado. En la temporada 2015-2016 todos vimos como el Barcelona, muy necesitado de ganar en Riazor con el Madrid pisándole los talones a pocas jornadas para el final de liga, sacaba adelante el resultado literalmente andando y con los jugadores del Deportivo deambulando como alma en pena por el campo, les devolvieron la que les debían con un resultado escandaloso.

En la temporada 2015-2016, en la penúltima jornada hay un enfrentamiento Sevilla-Granada que ganan de forma sorprendente los nazaries contra un Sevilla en cuadro. Con esa victoria el Granada se salva del descenso, le pone en bandeja el título al Barcelona ya que debe visitar a un Granada que no se juega nada en la última jornada y además el Sevilla también sale beneficiado porque pase lo que pase en la final de copa contra los culés, los sevillistas jugarían la liga de campeones. Lobby a 3 bandas y nada al azar, de nuevo, para el conjunto azulgrana, y no lo digo yo, lo dicen las imágenes de los goles del Granada en Sevilla.

Hasta aquí todo es muy fácil de entender y creo que a nadie se le escapa lo que ha ocurrido en esos partidos, hay que destacar también el escandaloso "biscoto" entre el Sporting y el Villareal de Marcelino, razón por la cual según su presidente, ha decidido prescindir del entrenador. Pero hay un detalle que puede que pase inadvertido, de forma normal para mucha gente, y del cual también se benefician los culés, que desde luego en cuanto a dejar todos los factores externos atados y bien atados son lo mejor de lo mejor. Me refiero a la cuestión de los fichajes culés de otros equipos de la liga española..... ¡a que nadie ha caído en un detalle muuuuuuy significativo! Resulta que, en las famosas "variables" de los fichajes del FC Barcelona, se incluyen los títulos que gane ese jugador en cuestión. Alcácer, por ejemplo, les ha costado 30+2, André Gomes 35+ ¡.........20!, Arda 34+7. Vosotros diréis, sí, ¿y qué? Muy sencillo, ¿a que equipo creéis que le interesa al Valencia, Atlético de Madrid o a cualquier otro equipo que les venda jugadores a los culés, que gane la liga, copa o lo que sea, si no los pueden ganar ellos esos títulos?

Es como comprar aliados para la causa, así se explican muchas cosas cuando nosotros jugamos contra según que equipos y se dejan el alma y en cambio contra ellos poco menos que alfombra roja. Ejemplo: Atlético de Madrid 0 - Barcelona 1 jornada 37, temporada 2014-2015. El Barcelona se proclama campeón en ese partido, en el cual juega casi andando, no le hizo falta correr mucho....me explico, ¿verdad?

Lo dicho, en el FC Barcelona no dejan nada al azar.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.