Que no caiga en el olvido. Por @Vdevillarato

Ayer, sin duda, fue un día duro para el madridismo. Perder un clásico contra el eterno rival siempre duele más que perder cualquier otro partido, y más si tenemos en cuenta que el desarrollo de la primera parte nos hizo pensar que el partido lo teníamos controlado y que el Barcelona, salvo en una acción aislada de peligro, parecía estar ausente, como si se estuviese repitiendo el partido de vuelta de supercopa de este pasado verano.

Yo suelo ser auto crítico con los míos, creo que la auto crítica constructiva no solo es buena, sino también necesaria. Hay que alabar y seguir por la senda de las cosas que se hacen bien, pero también hay que ser críticos con las cosas que se hacen mal y tomar decisiones para tratar de cambiarlas a mejor, en el fútbol, el deporte y en cualquier aspecto, tan solo eso nos conducirá a ser siempre competitivos y a seguir siendo los mejores. Me parece que hay jugadores que no están, que se han tomado vacaciones durante esta temporada en el plano de la actitud, que hay jugadores que no están bien fisicamente y que parece importarles poco porque no veo un cambio, y también me parece que el entrenador se equivoca, sí, Zidane es humano, no es ningún robot que haga las cosas perfectas, y está tomando decisiones que muy pocos madridistas entendemos, aunque, yo no olvido que cogió a este equipo hecho trizas y lo ha convertido en campeón de prácticamente todo, y entiendo que eso hay que valorarlo, en su justa medida, pero valorarlo como se merece.

Dicho esto, con la negligente y pésima segunda parte que ofreció ayer el equipo, con la inexplicable actitud que salieron los nuestros en la segunda parte, regalando infinidad de pases, dejando unos huecos que parecían autopistas por los que entraban una y otra vez los adoradores del separatismo catalán, y en definitiva regalando el partido y el resultado como si nos hubiésemos puesto el disfraz de Papa Noel, digo que dicho todo esto, quiero deciros madridistas que no caiga en el olvido una cosa muy importante, bueno, varias cosas que se sintetizan en sólo una...... ¿os suena el término villarato? ¿y la operación soule? ¿acaso el barçagate?.... por ahí van los tiros.

Que no caiga en el olvido que esta liga, al igual que otras muchas, está decidida antes de jugar, y que si el Real Madrid consiguió ganar la 32 con Mourinho y la 33 con Zidane la temporada pasada, fue gracias a una excelencia casi excelsa e impoluta, y es que, por ejemplo, la anterior no se ganó hasta la última jornada, cuando debió estar ganada en noviembre, tan solo decisiones arbitrales sostuvieron a nuestro perseguidor, el de siempre, el club más protegido por los árbitros de la historia. ¿Os acordáis de la última jornada, en la que el Barcelona se enfrentaba al Eibar en casa, los armeros se pusieron 0-2 en el marcador y al final el partido terminó 3-2, con dos penaltis que se sacó de la manga Hernández Hernández con un escándalo monumental? pues eso, hasta el último segundo de aquella liga se tuvo que pelear. Doble rasero en acciones similares, un reglamento para ellos y otro para el resto, etc, etc, etc.

Que no caiga en el olvido como ha conseguido el FCBarcelona estar 14 puntos (a falta del partido aplazado por la disputa del mundial de clubes) por encima de nuestro Real Madrid a estas alturas, recopilemos y hagamos un poco de memoria:

Para empezar, decir que el Madrid comienza la temporada con Cristiano sancionado 5 partidos porque a Burgos Bengoechea, árbitro de la ida de la supercopa de España, le da la gana utilizando un rasero totalmente diferente con el Portugués al que se ha empleado con otros jugadores como Messi, Suarez, Busquets, etc, cuando se han encarado con el árbitro e incluso han hecho cosas mucho peores de las que han salido impunes, siempre salen impunes. Aquella jugada que protesta Cristiano es penalti y expulsión de Umtiti, pues bien, el árbitro dice que Cristiano se tira y lo expulsa por doble amarilla, de ahí la impotencia y rabia por considerar que se emplea un doble rasero si vistes de azulgrana o de blanco.

Jornada 1: El Barcelona gana al Betis 2-0 con un gol en fuera de juego de Messi y un penalti a favor del Betis que se va al limbo. Ademas, el Madrid gana en Riazor pero acabando el partido Ramos es expulsado en una acción en la que se demuestra que no hace nada. No influye para el resultado pero si para la no alineación del sevillano en la siguiente jornada. Los culés nunca tienen bajas por expulsados salvo que busquen aposta las tarjetas, que tampoco reciben castigo, los del Real Madrid sí.

Jornada 2: El Barcelona gana al Alaves, con un penalti cometido por Piqué, que de nuevo se va al limbo, y sin embargo, minutos después el arbitro señala, esta vez sí, uno inexistente a favor del Barcelona, que aunque falla Messi ya es evidente ha que ha venido el árbitro. Lo peor ocurre en el partido que el Madrid juega contra el Valencia en el Bernabéu, en el que el Madrid es privado de hasta 3 penaltis claros, de varias expulsiones de jugadores del Valencia también perdonadas y de mil acciones polémicas en las que siempre, Fernández Borbalán, perjudica al Madrid. Ese partido acaba 2-2, dos puntos menos para los nuestros gracias a los sicarios con silbato.

Jornada 3: El Madrid empata a un gol ante el Levante en el Bernabéu, en un pésimo partido de los nuestros pero en el que hay dos penaltis a los nuestros, uno clamoroso a Theo, que no se señalan. Otros dos puntos, el árbitro: Hernández Hernández.

Jornada 4: el Barcelona visita al Getafe, con 0-0 Piqué comete penalti que además suponía expulsión por doble amarilla. Ni lo uno ni lo otro. Dos puntos  de más que se lleva el Barcelona "de aquella forma".

Jornada 5: el Madrid juega ante el Betis en el Bernabéu y pierde 0-1. Hay 3 penaltis a favor del Madrid y Mateu Lahoz, el de la carta de apoyo a Sánchez Arminio, no pita ninguno. Otros 3 puntos que vuelan en favor de la causa azulgrana.

Jornada 6: El Madrid visita al Alavés, y el árbitro, el culé Undiano, perdona dos expulsiones de los rivales blancos que curiosamente sí que ha concedido al revés en otros partidos jugados por los nuestros en acciones similares. No influye en el resultado, pero sobran las palabras.

Jornada 8: El Madrid visita Getafe y gana 1-2 de forma agónica, pero el gol del Getafe, el 1-1, es fuera de juego claro de Molina que no se señala. Tampoco influye, pero cabrea, y mucho.

Jornada 9: El Barcelona gana al Málaga 2-0, con el primer gol ilegal conseguido cuando el balón, antes del centro de gol había salido un metro fuera por la la línea de fondo. Además, al Málaga no le conceden, con 1-0 en el marcador, un penalti por mano de Digne, y al Barcelona le perdonan la expulsión, otra más, de Suárez. La vida sigue igual.

Jornada 10: El Madrid visita al Gerona, y pierde 2-1, en un lamentable partido de los nuestros, pero que son claramente perjudicados de nuevo por el árbitro, de nuevo y curiosamente Hernández Hernández, Digo curiosamente porque normalmente un árbitro te pita dos veces por temporada, una en la primera vuelta y otra en la segunda, sin embargo a estas alturas ya son 4 los árbitros que han repetido contra el Madrid, los más queridos por los culés: Mateu, Undiano, Borbalán y Hernández Hernández. En este partido el sicario deja de señalar un penalti a favor del Madrid en una ación de Benzemá que saca un defensa bajo palos ayudándose de la mano, que además era expulsión por doble amarilla, y concede el 1-2 local en fuera de juego. Sumad 3 puntos más para la causa azulgrana.

Jornada 11: El Madrid vence a Las Palmas 3-0, pero el árbitro, Sánchez Martínez, deja sin castigo hasta 4 penaltis¡¡¡ a favor del Madrid. No influye si, pero es demasiado escandaloso para pasarlo por alto.

Jornada 12: El Barcelona visita Leganes, en ese partido le perdonan varias veces la roja a Luis Suárez, quien lejos de intentar pasar desapercibido sabiendo lo que ha hecho, además exhibe su prepotencia y chulería con el portero del Leganés a quién menosprecia en insulta delante del árbitro, el culé Undiano Mallenco. Causa indignación ver como Suárez escupe, pega, agrede, insulta y menosprecia a sus rivales e incluso a los árbitros a pesar de que le ayudan lo indecible, no le pasa nunca nada, y sin embargo a los nuestros nos sancionan por mucho menos con una facilidad pasmosa. Lo peor de esta jornada estaba por llegar en el Wanda Metropolitano, en un partido pitado por Fernández Borbalán, otra vez, perjudica de forma decisiva al Madrid y le priva de la victoria: deja sin señalar hasta 3 penaltis a favor del Madrid, uno escandaloso a Ramos a quien le parten el tabique nasal y perdona la expulsión a 3 jugadores del Atleti en la primera parte. Otros dos puntos que gana el villarato.

Jornada 13: El Barcelona visita al Valencia, y sí, el árbitro les priva de un gol fantasma que es gol, pero de lo que nadie se acuerda es que se deja también sin señalar un claro penalti de Jordi Alba. Lo comido por lo servido.

Jornada 14: El Madrid visita Bilbao y nuevamente es perjudicado en un empate a 0. Partido malo de los nuestros sí, pero se deja sin expulsar a dos jugadores del Bilbao, uno de ellos Raúl García y el otro Balenziaga en una patada sin balón a Modric que además podría haber supuesto perfectamente el 0-1 ya que en esa jugada, Mateu Lahoz (como no) no deja la ley de la ventaja en la que se quedaban solos delante del portero Cristiano y Benzemá. Además, para mas inri, expulsa a Ramos por algo muuuuucho menor en comparación a lo que hacen Raul García y Balenziaga. Sigue el show de los sicarios.

Jornada 15: El Barcelona visita Villareal, partido difícil en el que los culés las pasan canutas hasta que aparece el árbitro y expulsa a un jugador del Villareal, que es expulsión clara sí, pero, ¿por qué los árbitros en jugadas similares siempre favorecen a los de azulgrana? ¿por qué al Madrid no le dejan en superioridad numérica contra el Atleti y el Bilbao semanas antes y a estos a la mínima siempre juegan contra 10? ¿qué charlas les da Sánchez Arminio en las reuniones con los árbitros para que, en teoría, se siga el mismo criterio con todos los equipos sean quien sean? Pues eso, a partir de la expulsión cambia el partido de forma radical y llega la victoria culé.

Jornada 16: El Barcelona juega contra el Deportivo en casa. Con 0-0 en el marcador Luis Suárez agrede en la cara de forma escandalosa a un defensa del Deportivo y no pasa absolutamente nada, como siempre. De haberle expulsado el Barcelona habría jugado en inferioridad y quien sabe si ese partido termina o no con victoria culé. Lo que es seguro es que Luis Suárez no habría podido jugar en el Bernabéu el clásico, pero ya sabemos, eso está prohibido en el decálogo del Comité de Arbitros que dirige Sánchez Arminio.

Jornada 17: El clásico. Jugado de forma calamitosa por los nuestros en la segunda parte y todo lo que queráis, pero con 0-1 hay un posible penalti de Vermaelen por mano, y con 0-2 hay un clamoroso penalti de Sergi Roberto por lo mismo que no se señalan. En la jugada del 0-2 el árbitro expulsa a Carvajal cuando el balón ya iba a entrar en la portería, con lo cual, podría haber dejado perfectamente al lateral en el terreno de juego (todos sabemos que al revés no hay expulsión), y encima con el partido ya listo para sentencia en el descuento, dan como legal una acción de Messi en el que el balón sale claramente por línea de banda y además luego centra sin bota, hecho que está prohibido en el reglamento, pero que se saltan a la torera el linier y el árbitro porque sí, porque favorece al Barcelona y punto y porque a Arminio seguro que le gusta más un 0-3 que no un 0-2.

Sacad la calculadora, a mí me salen sin errores arbitrales decisivos (y eso que no cuento los errores en los partidos del Barcelona frente al Betis, Málaga y Valencia, que también son graves pero hay que tirar un penalti y marcarlo para que el Barcelona pinche) 14 puntos a favor del Madrid y mínimo 2 puntos menos para el Barcelona, sin contar el partido aplazado del Madrid. Con esto me sale que a día de hoy el Madrid estaría dos puntos por encima del eterno rival, contando la debacle del clásico y con un partido menos por disputar, es decir, otra liga totalmente diferente.

Insisto, que no caiga en el olvido, los 14 puntos de ventaja que nos sacan son ciencia ficción. Contando con todo, una mala gestión desde el banquillo, una maña gestión en verano con los fichajes, un estado de forma pésimo de alguno de nuestros jugadores, una nula actitud de algunos otros, sí, de acuerdo, y a todo eso debe ponerle solución el club o tendrá consecuencias nefastas.....pero con todo eso, el Madrid, desde que terminó la liga anterior, solo podía aspirar a ser segundo en esta liga dirigida desde los despachos federativos como tantas y tantas otras, incluso habiendo ganado el clásico todo esto seguiría igual, porque a la cúpula de Villar, su marioneta Larrea y su brazo derecho Arminio, nos les mola que el club blanco quiera a alguien decente y serio en la RFEF. Insisto, gritadlo a los cuatro vientos y no tengáis la más mínima vergüenza madridistas, cuando algún culé arremeta contra vosotros recodadle la infamia federativa, que no caiga en el olvido.

 

 

 

Leave a reply