Por ti... por @javihr_ag

Hacía ya tiempo que no escribía por aquí, no tengo excusa, simplemente no me apetecía. Mi vida desde hace más de un mes ha cambiado, lo que antes tenía mucha importancia, ahora no la tiene y el fútbol ha sido una de esas cosas que me quitaba el sueño y ahora, no lo hace.

Hace unos cuantos años conocí a una persona especial, alguien diferente a los demás. Era una de esas personas que tienes en tu vida, pero no eres consciente del peso que tiene en ella. Una persona que siempre te devuelve una sonrisa cada vez que te cruzas con él, que te saca una carcajada en esos pocos minutos en los que cruzas un puñado de palabras por el simple hecho de pasar el rato, nunca nada importante, siempre algo ligero y desenfadado.

Ahora tengo la sensación de que me va a costar mucho vivir sin esos ratos, tengo la sensación de que eran mucho más importantes de lo que yo, de lo que nosotros, pensábamos. Seguramente, el sábado habría recibido un mensaje de whatsapp diciendo “Has visto a Benzema?? Sabes por qué no ha jugado hoy?” y yo le hubiera respondido: “No tienes ni idea, Benzema es como Morante, sólo por verle andar, ya has amortizado la entrada!!” y la cosa quedaría ahí, con una sonrisa dibujada en nuestras mejillas…

El sábado fue un día raro, suelo estar nervioso con este tipo de partidos, pero por la mañana no era así, estaba tranquilo, no parecía día de derby. Al llegar la tarde cambió la cosa, mientras se acercaba el partido me sentía inquieto y el mal humor (típico de mi cuando los nervios aparecen) iba en aumento. Durante el partido todo parecía normal, animaba cuando el Madrid atacaba y me cabreaba cuando el árbitro nos tangaba.

Hasta el minuto 76, en ese minuto el cuarto árbitro sacaba la tablilla y marcaba el número 9 en rojo, salía Benzema. En ese momento, inconscientemente miré el móvil y me di cuenta de que no, que no iba a recibir el mensaje de mi amigo Jose, ahí todo cambió, terminé de ver el partido sin casi hacer caso, más pendiente de hacer reír a mi hija, que de si el Madrid marcaba o no.

Después del partido, no hubo cabreos ni mal humor, vi una película y me fui a la cama sin pensar ni un minuto en polémicas, en jugadores que no dan la talla o en entrenadores que no saben ni por donde les pega el aire. Me fui a la cama y me dormí y lo hice al minuto, cosa que antes me parecía imposible después de un partido de estas características.

No sé cuánto va a durar esto, pero voy a hacer lo posible para que no sea mucho tiempo, Jose me daría una “colleja” si me viera así, a él le gustaba que me cabreara y me picara hablando de mi Madrid y así será, como siempre, por ti...

Gracias por formar parte de mi vida, gracias por la felicidad transmitida, siempre te recordaremos y lo haremos con una sonrisa…

Hala Madrid!!

javihr_ag

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.