The Santoman, el verdadero superhéroe. Por @DonPepGuartrola

Muchas son las películas que se han hecho de superhéroes, todos ellos con poderes que se escapaban a la razón humana, gente que volaba, con rayos X, con una súper fuerza inusitada, capacidad para trepar edificios, hacer saltos gigantes, congelar el agua… Hasta hoy pensábamos que todas estas películas eran propias de la ciencia ficción, pero que equivocados estábamos… En una ciudad del sur de MadriT, se crío el primer superhéroe capaz de hacer cosas que nadie ha visto hacer en la vida, capacidades innatas que nunca antes habíamos imaginado, una persona muy humilde que se hace llamar íKer, pero todo el mundo le conoce como THE SANTOMAN.

Los primeros milagros de Íker ocurrieron cuando contaba con pocos años, quizás tendría un par de ellos. Una calle poco transitada de Móstoles, un coche a gran velocidad, una mujer que no mira al pasar. Afortunadamente nuestro joven protagonista estaba asomado a la ventana. Cuando el coche se encontraba a pocos centímetros de aquella mujer, el pequeño Casillas consiguió desviar el coche con la mirada, salvando a aquella mujer de un atropello seguro. La propia mujer lo relataba así:

Fue un milagro. Cuando estaban a punto de atropellarme algo desvió el coche, miré a una ventana y pude ver a un niño, pero al volver a mirar ya no estaba.

Efectivamente Casillas tras su primer milagro hizo algo que demostraba lo campechano que era, cogió un par de donuts y patatas y se los comió mientras veía la tele como si nada hubiera pasado. Otro de los milagros de los que tenemos constancia se produce al poco de empezar la escuela. En el patio del colegio una niña despistada andaba en dirección a un columpio donde un niño se balanceaba. El impacto era casi seguro, pero por suerte para la niña, Casillas pudo verlo venir. Aunque estaba lejos pudo pegar un gran salto, debido a unas poderosas piernas que no necesitan de entrenamiento gracias a sus cualidades de nacimiento, consiguiendo atrapar a la niña y arrojarla al suelo justo cuando el golpe era casi inminente. La niña solo puedo decir:

Me has salvado, eres un santo

Poco a poco el apodo fue ganando magnitud, no existía nadie en Móstoles que no conociera poco tiempo después al Santo.

Con pocos años, debido a estos poderes, se le aconsejó a sus padres apuntarle a alguna actividad donde pudiera hacer grandes cosas por toda la humanidad. Su primer entrenador pudo observar en el joven chico habilidades espectaculares, como una habilidad antes desconocida y que el entrenador contaba de la siguiente manera:

Un día en el entrenamiento di una serie de pautas para el primer partido de la temporada, algunas de gran complejidad, de las que no estaba seguro que niños de 10 años pudieran entenderme. Mi sorpresa fue que al cuarto de hora el entrenador rival me dijo al dedillo el discurso entero, estaba claro que eso no estaba al alcance nada más que de una persona, el Santo, y una habilidad que desconocíamos, la topera

Durante años fuimos testigos de sus nuevos poderes, como ese radar en sus pies, capaz de mandar un esférico a cualquier lugar donde no hubiera ningún jugador de su equipo. Algunos lo catalogaban como un demérito del portero, pero analizando las imágenes todo obedece a acciones del Santo. Por ejemplo, en un Real Madrid contra la Real Sociedad, un hombre en el segundo anfiteatro se estaba ahogando debido a unas palomitas algo traviesas, el portero con su supervisión pudo comprender el problema enviando allí el balón, que impactó en el pecho del señor sacando el alimento que obstruía su respiración. Todo el campo no comprendía nada, incluso llegaron a pitar, a lo que Iker murmuraba para sí mismo:

Le he salvado la vida, joder con los pitos, a tomar por culo ya

Pero un día el lado oscuro apareció en forma de portugués con una misión clara, acabar con el ídolo que tantos y tantos milagros había realizado. Era un trabajo de varios años, pero el maligno Mourinho tenía un plan bien elaborado para hundir al portero, un plan que al ya capitán blanco podría hundirle, el peor desafío al que se enfrentaba nuestro superhéroe, un desafío que iba a costarle la carrera.

De pronto a Casillas se le obligaba a salir por alto e intentar atrapar balones sin usar su mirada y sus poderosas extremidades, capaces de realizar con ellas las volteretas cuando contaba con 10 años. Para colmo parece ser que utilizando un poder maligno, el portugués estaba acabando con el cabello del portero, la gota que colmó el vaso. Iker decidió realizar una llamada que cambiaría todo, llamó a su mejor amigo, Chavi Hernández, y su patrulla plumilla Roberto Gómez, Manolo Lama, el Panocha, Meana, J.J. Santos… E incluso utilizó su poder de seducción para enamorar a Sara, consiguiendo formar un poderoso equipo capaz de acabar con el maligno Mou, se conocerían como “Los topeadores y la era de Mou” CONTINUARÁ…

Leave a reply