Sin Chendo es imposible. Por @DonPepGuartrola

El gesto de Zidane denotaba preocupación cuando a la conclusión del partido contra el Villarreal salió a explicarse en rueda de prensa, más que la ausencia de Casemiro, la baja forma de la BBC, el tobillo mirando a cuenca de Morata o la nueva afición de Ramos de ser portero, lo que a Zidane le martilleaba la cabeza, le impedía incluso pronunciar palabra era la expulsión de Don Miguel Porlán Noguera más conocido como Chendo.

Le costaba respirar, sudores fríos, no podía enfocar con precisión aquello que le rodeaba mientras que en su cabeza martilleaba aquel fatídico minuto, aquel minuto 89 que jamás se le iba a borrar de la cabeza, ¿porqué él? se repetía una y otra vez,  sin dudarlo se hubiera cambiado por él, hubiera apechugado con las consecuencias, se le pasaron por la cabeza manos negras, Villar, Relaño, Sánchez Arminio, Donald Trump e incluso el mismísimo Paco Jémez, seguro que estaban detrás de aquella acción con tal de perjudicar a Zizou.

El entrenador francés viendo el silencio que reinaba en el vestuario tenía la intención de pronunciar unas palabras para animar a su desalentado ejército que eran conscientes de que perder a su máxima figura contra las Palmas era como prácticamente perder el título de liga, sintió fuerzas donde antes no las había y cuando iba a hablar...

 

Fuente: Diario Marca

Fuente: Marca Sin Chendo no es posible

- !TRASSSSS¡-
La puerta del vestuario saltó en mil pedazos ante los gritos alarmados de los futbolistas y cuerpo técnico.
Cuando la intensa polvareda se empezó a calmar una figura emergió de entre las sombras, Marcelo con su gemelo derecho prácticamente desmembrado sin posibilidad de curación se acercó al delegado, este viendo el maltrecho estado del brasileño saco su ChendoMóvil y curó al lateral aunque permitió que estuviera un par de semanas de vacaciones para no forzar y seguir con su dieta marceliana de volumen.
Chendo se encaminó al centro del vestuario ante la mirada de todos y cada uno de los integrantes de la plantilla, el hombre que podía meter fichas de gente que no podía jugar que por ese fallo mandasen a su casa al madriT y a él no le pasase nada les iba a hablar, él hombre que minutos antes le dijo al árbitro prácticamente su sentencia de muerte " esto es una mierda, me da igual que me expulses" miro uno por uno a cada jugador y dijo "Haced lo que os salga de la polla ahí, pero ganad, coño» y  "Un equipo que el año pasado estaba en Segunda B o Segunda A, ¡con el pito nos lo follamos, con el pito!" los jugadores recobraron las esperanzas obviando que esas palabras eran las de Benito Floro en aquella triste tarde en Lleida, total ¿qué van a saber Benzema, Kroos, Marcelo de aquello?. Chendo lo sabía  y consiguió su objetivo, ya había activado a la plantilla pero fue aún más demoledor "No olvidéis que por esa puerta un día os marcharéis antes o después pero al mirar atrás el único que seguirá aquí seré yo"

En silencio y uno a uno fueron abandonando el vestuario y efectivamente el último que salió solo vio a Chendo dirigirse a la caseta del árbitro con cara de pocos amigos....

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.