Sorteo de Champions, el Bayern y la Champions de Franco. Por @DonPepGuartrola

El sorteo de Champions estaba a punto de comenzar. En mi humilde casa de 750 metros cuadrados de Múnich leía las páginas del diario Sport, donde en portada aparecía que la ilusión del vestuario culé era enfrentarse al Bayern. Cerré el diario y me acerqué al salón donde vería el sorteo, me senté en el sofá y me descalcé, posando mis pies en la hierba húmeda, corta y fresca que actúa a modo de suelo en mi inmueble. Encendí el equipo de música, que dio lugar al himno “Els Segadors”, observé a mis mascotas, un par de loros blaugranas que no paraban de repetir “médico” “médico” “fuera”, unas palabras que aprendieron recientemente no se muy bien por qué y repasaba mentalmente cual era el rival que quería para mi equipo. No era otro que la Juventus, a priori el más flojo de los cuatro que conformaban el sorteo, aunque algo dentro de mi me decía que alguien volvería a manipular la Champions League como llevaba haciendo durante años y años. Efectivamente no me iba a equivocar…

 El sorteo de la Europa League transcurrió sin incidentes. Fue cuando empezó el sorteo de Champions cuando empezaron las cosas raras. En mi casa comenzaron a escucharse unos ruidos raros, mis perros Villar y Platini ladraban sin parar e incluso los loros nerviosos en su jaula no paraban de repetir una y otra vez “Franco, Franco, Franco, Franco”. Puse a grabar rápidamente la emisión intentando discernir algo extraño. El resultado se lo mandé a mi amigo Iker Jiménez para saber si lo que yo creí ver era la realidad o tal vez mi subconsciente me traicionaba. A continuación les remito el correo que el conocido periodista me remitía:

“Querido Pep.

He estado analizando junto a todo mi equipo las imágenes, mejor dicho las espeluznantes imágenes que me has adjuntado. Se han  sometido a todos los filtros para evitar el fraude y la manipulación, no logrando en ningún momento resultados positivos. Sin decir nada a los demás se han ido llamando a las distintas personas que configuran mi equipo, sin excepción ninguna todas las opiniones han sido las mismas. En la primera bola que el representante de la UEFA coge no se observa ninguna anomalía. Es en la segunda, cuando el alemán va a coger una bola y aparece claramente visible la imagen de Francisco Franco. El caudillo le arrebata la bola, dando inmediatamente otra que a priori no iba a ser designada, correspondiendo con la bola del Bayern de Múnich. Acto seguido Franco se retira para atrás, donde se junta con un espectro que aparece por unos segundos estrechando sus manos resultando ser Don Santiago Bernabéu, que se ríe airadamente mientras se fuma un puro y desaparece.

Querido Pep, estamos otra vez ante una manipulación de esta competición por parte de Franco, como tantas y tantas otras veces ha realizado. Es más, sin contar con tu permiso, querido Pep, he sometido imágenes a un estudio completo y debo decir que fue el caudillo, precisamente él, quien en un gesto de furia ante la goleada que le propinabas al Oporto rompió tus pantalones. Y algo realmente sobrecogedor, los vómitos de Messi están relacionados también con Franco, que le introduce los dedos sin que nadie hasta ahora hubiera encontrado respuesta a tal acción. El resultado es que nuevamente el Madrid vuelve a verse beneficiado por Franco. Hablaré de ellos en futuros programas de cuarto cuartooo cuartoooo milenio”

Pues ya lo ven amigos, no hay trampa ni cartón, Franco vuelve a manipular un sorteo. Todos aquellos que a principio del mismo pedían enfrentarse al Bayern estaban abducidos por el espíritu del dictador para decir esas cosas, y que al pasar el sorteo esos comentarios y las quejas no tuvieran justificación, como le ocurriera a los miembros del diario Sport. Uno de ellos, Josep Capdevila, que había titulado: ”Quieren al Bayern”, se desmentía a continuación con un mensaje en Twitter, en el que afirmaba que el resultado de este sorteo se debía a que Florentino manda mucho en Europa y Bartomeu muy poco. Al ser interrogado por mi vía WhatsApp, el periodista me decía “Pep, no se lo que me pasó, yo no escribí esa portada. Alguien durante un tiempo ha manipulado mis pensamientos, y tras el sorteo recobré la normalidad. Pero se quién era esa persona, el de siempre, Franco”.

Nuevamente queda demostrado con pruebas concluyentes que el Madrid está detrás de todo. De manipular sorteos, robar Champions, del caso Neymar, del caso Bárcenas, seguramente mató a Mufasa, el padre de Simba, y vete a saber cuántas cosas más. Es una vergonya y algo lamentabla.

Leave a reply