Temores justificados. Por @madridismo_vena

Pánico. Ese es el sentimiento que me inunda cada vez que se nos vienen encima los partidos internacionales, con el consiguiente parón de las competiciones domésticas.

Supongo que no soy el único madridista que siente esa ingrata sensación de vértigo, de no saber como los medios van a rellenar las horas de radio y televisión y las páginas de los distintos diarios. Y es que la selección es muy importante, dicen los periodistas, pero no habla de ella ni Panete. La roja no vende. Solo lo hace, y a medias, en tiempo de mundiales y Eurocopas, y porque nos pilla aburridos en verano.

Nuestro temores están mas que justificados. En estas dos semanas de aburrimiento, sin fútbol de verdad, nos podemos enfrentar a jugadores de nuestra plantilla que en la concentración de sus selecciones se convierten en impertinentes lenguaraces.

Nos podemos encontrar campañas para destituir a nuestro entrenador (Esta vez nos hemos librado. Ventajas de haberlo destituido hace pocas fechas), u otro tipo de campaña para desprestigiar a cualquier jugador que no tenga buena sintonía con la prensa.

Tambien cabe en esas campañas abogar por cosas tan surrealistas como implorar el advenimiento de "el Santo" para salvar a la selección. Y en el ultimo lugar, pero no por ello menos importante, del ranking de nuestras preocupaciones, se sitúan las posibles lesiones de nuestros internacionales. Parece que en ese apartado nos hemos librado. Sólo nos faltaba tener que lamentar mas bajas de las que ya tenemos. Pero de lo demás...hemos estado bien surtidos.

Asensio y sus lamentables declaraciones cayeron como agua de Mayo para una prensa siempre hambrienta de polémica madridista. Marco lo sirvió en bandeja. No hizo falta una periodista que lanzara preguntas insidiosas. Asensio resbaló él solito, demostrando nula ambición como jugador con sus declaraciones. Pero arrepentidos los quiere Dios... y el diario Marca, que hoy ofrecía su portada a Marco para dar marcha atrás. Me parece bien que Marca ofrezca la oportunidad de rectificar a Asensio. Lo que me da miedo es pensar que clase de prevendas habrá acordado este con esos chacales que se hacen pasar por periodistas. Supongo que el tiempo nos lo dirá.

Y Marco nos dice en este diario que, le entendimos mal. No, Asensio, no. Te entendimos perfectamente. No vayas por ahí, no nos trates como imbéciles. Te equivocaste, reconocelo, pide disculpas y lo olvidaremos todo, porque aún creemos en tí. Pero no nos tomes por tontos.

Sobre el tema de las campañitas mediáticas...reconozco que no se como describir la campaña de Manolito Lama y sus secuaces.

Que De Gea no rinde con la selección es una obviedad. Pero no creo que los goles que recibió frente a Croacia merecieran esa sobredosis de inquina y desprecio del "humilla mendigos". Pero esta critica tan corrosiva solo era una pieza del puzzle.

La otra pieza apareció en escena cuando nombraron, con honores y alabanzas a "San" Iker, al que quieren recuperar (me río solo de pensarlo) para la portería de la selección. Las viudas de Casillas agitaron las redes y la encuestas acabaron por convencerme...de que esto del parón de selecciones no sirve más que para demostrar que la estupidez humana es una epidemia. Reiros todo lo que queráis, pero de aqui a pedir el regreso de "el jardinero de Catar", hay sólo un paso. Y despues te hablan de regenerar la selección. Es demencial.

Llamadme malpensado si quereis, pero estoy empezando a creer que la animadversión que despierta De Gea tiene algo que ver con el hecho de que durante 5 minutos, en los que el fax se mandaba o no, fue jugador madridista. Sólo cinco minutos como madridista. Tiempo y razón suficientes para que la prensa le odie eternamente. Que le pregunten a Lopetegui hasta donde puede llegar el odio por haber firmado por el club blanco.

Pero entre declaraciones fallidas y los graznidos de Lama pidiendo a De Gea que se vaya a su casa, se ha pasado el parón. Los nubarrones nos abandonan y vuelve a salir el Sol. Y el fútbol, el serio, el de verdad, vuelve a cobrar protagonismo en unos días. Alabado sea Dios.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.