Tratado de fúpbol espacio-temporal. Por @ErZuru2000

Con la venia.

A principios de enero del corriente, Xavi Hernández, renacentista y enterao, concedió una entrevista a El País, concretamente a Diego Torres Romano, fabuloso fabulista. Yo no había tenido el gusto (ni el disgusto) de leerla…hasta hace unos pocos días. Lo primero que tengo que aclararles es que calificar el documento como entrevista es un eufemismo. Debería haberse llamado la paji-entrevista. Y no descarten que la paji-entrevista finalizara con la mítica frase de José Luis Torrente: “. Me quedé de una pieza con varias de las afirmaciones expelidas por Xavi. No por ser desconocidas por mí, no. Ya sabemos de qué palo va Pelocho. Mi perplejidad vino por la notable mejora en la elaboración de su argumentario. Hemos pasado del fútbol del hostitúnosabenperder, la posesió y el tikiatraka a lo siguiente:

Me extrañó que semejante perla no hubiera tenido más repercusión en su momento, al menos en twitter. Pero hete aquí que el prolífico Xavi, hace poco concedió otra entrevista a una revista francesa. Preguntado por el partido entre el Real Madrid y el PSG (3-1), el Jardiner se puso las botas e hizo lo que cualquier zopenco hace cuando la realidad no se ajusta a su idea preconcebida. Quien se equivoca no es él, es la realidad. Poco después, Manuel Jabois publicó en el El País un artículo demoledor sobre Xavi. El artículo era divertido, caricaturesco, mordaz y, sobre todo, cruelmente veraz. “La tecnología Xavi”. Era la caricatura de alguien absolutamente caricaturizable que llevaba años pidiendo algo parecido. Le debió sentar a cuerno quemado, porque Pelocho es de los que se toma muy en serio a sí mismo. Se toma tan en serio a sí mismo que es capaz de hablar del fúpbol espacio-temporal del Barcelona sin que se le caigan los huevos a plomo.

El artículo de Jabois sentó muy mal a los acólitos del Humilde Xavi. Sentó muy mal, por ejemplo, a Diego Torres Romano, el pajillero-entrevistaor, que se explayó en twitter contra Jabois, aunque yo creo que algo de envidia hay en el fabulista. Años y años, fustigándonos desde El País y llega Jabois y en tres patadas le ha comido la tostá, el turrón y los jalapeños.

Así pues, tirando de oportunismo y aprovechando el jaleo, retomo la entrevista de Diego Torres Romano [argentino de los que se vienen y nunca se van. Los buenos, se los quedan ellos, los jodíos. Aquí nos mandan a los bocachanclas (D’Alesandro, Cappa, Echenique, Fachín, Romano, Valdano y Sor Coñazo) a ponernos la cabeza como un bombo]. Así pues, como hasta el Tato ha aportado su visión sobre el concepto de Xavi (en adelante, el concetto), yo no podía ser menos. Pero, aclaro, lo mío es un Tratado, es decir, es mucho más completo que cualquier otro texto, me ha llevado días de estudio, es más largo, es más coñazo y, además, tampoco sirve para gran cosa y no resuelve nada. Pero me lo pedía el cuerpo. Ustedes mismos.

El fútbol como espacio-tiempo. Con dos cojones y, puede que, ningún sentido del ridículo.

_____________________________________________________________________________

¿Ven la línea continua que les he trazado más arriba? Llevo días pensando en el binomio  espacio-tiempo y el fútbol. La línea continua es todo lo que puedo aportarles al respecto.

Antecedentes. ¿De dónde surgió tamaña genialidad o gilipollez? Desconozco la respuesta. Barrunto que el padre del concetto fue Johan Cruyff, aunque el holandés siempre me pareció un tipo demasiado pragmático como para andarse con retórica de andar por casa sobre expresiones que a uno le suenan o que ha aprendido de la wikipedia. Creo más bien que el muñidor del asunto debió ser el Pep y de él lo heredó el Pelocho.

Pep, un día cualquiera en el vestuario: “Vamos a ver señores. Hoy ejercitaremos el rondito como plasmación práctica del espacio-tiempo. Usted, Sr. Eto’o, deberá circunscribirse en su juego a las tres dimensiones conocidas, teniendo en cuenta que la existencia de cualquier campo gravitacional puede afectar de manera significativa al tiempo. Eso puede inducirle al error de creer que cualquier pase suyo, vaya a ser percibido por Deco, por ejemplo, exactamente de la misma forma a cómo lo percibe usted. Puede no ser así, dependerá de la velocidad de su carrera y de la velocidad a la que se mueva Deco”.

Eto’o, que de niño las debió pasar canutas, escucha a Pep. Eto’o es un hombre sencillo y eminentemente práctico. Y listo. A él le debemos una gran genialidad: “correré como un negro, para ganar lo mismo que un blanco”. Pep se da cuenta de que Eto’o ni tiene ganas ni le apetece. Samuel es un hombre apegado a sus cosas. A Samuel, Pep siempre le ha parecido un gilipollas con ínfulas.

Se fue Eto’o y vino Ibrahimovic. Casi nada más llegar, el sueco anduvo como loco por tener una reunión a solas con Pep. Lo dijo más de una vez. Él solo quería intercambiar ideas sobre la aportación teórica de Lorentz y Minkowski al espacio-tiempo, pero Pep no se dejaba. Pep se debió acojonar con el despliegue intelectual del sueco y prescindió de él, pero muy a su manera, como de escondidas y por la espalda, no fuera a ser que.

Después estaba Ronaldinho. Básicamente, Ronaldinho era un hombre feliz. Un talentazo que siempre había sido un poco vaguete. De repente sin saber ni cómo ni por qué empezaron a salirle unos abdominales, estilo Schwarzenegger, que le acojonaron, dado que el muchacho entrenaba poco tirando a nada. No sabía de dónde salía aquella tableta. Y empezó a desconfiar de Pep quien, a su vez, se dio cuenta de la desconfianza de Ronaldinho y consideró que aquel brasileño dientón y juerguista no era apto para el fúpbol espacio-temporal de altísima escuela que pretendía imponer.

Pep se fue a Alemania y tuvo un éxito relativo, dado que fue fichado para ganar la Champions y no la ganó. El Bayern cosechó la derrota más humillante en Europa que jamás hubiera sufrido en su propio estadio. A Pep le falló su fúpbol espacio-tiemporal. Acusó a su demoledor rival de ser un equipo formado por atletas. Intolerapla. Los putos atletas eran inmunes a los campos gravitacionales y sus efectos perniciosos. Pep no ha venido a este mundo a luchar contra imposibles…¡ayyyy!...y es que el fúpbol espacio-temporal no es para atletas.

A  pesar de que todos los giligurús patrios se empeñaron en calificar de venturosa la experiencia de Pep en Alemania, lo cierto es que se fue de allí con el rabo entre la piernas y con más de una trifulca con el personal del propio club y con algún que otro entrenador de equipo rival. Para la posteridad quedarán las siguientes insignes soplapolleces del giligurú por excelencia: “Pep, ha cambiado el fúpbol en Alemania”, y la mejor: “Pep ha situado, por fin, al Bayern en el mapa fúpbolístico”.

Se fue a Inglaterra con su fúpbol espacio-temporal. Parece ser que, finalmente, al cabo de un año lo ha conseguido. Un carro de millones de euros después (más que nadie en toda Europa), lo ha conseguido. Hay que tener en cuenta que el fúpbol espacio-temporal es un concetto al alcance de mentes muy privilegiadas e intelectualmente brillantes. Véanse ustedes los ejemplos, más arriba recordados, de insignes jugadores no aptos para el fúpbol espacio-temporal. Recuerden, además, aquellas palabras del Jardiner con las que nos advertía de que solo un reducidísimo número de personas entendían de verdad de fúpbol. Muchos son los llamados y muy pocos los elegidos. Así pues, no es de extrañar que sus proyectos lleven su tiempo para plasmarse en resultados. Eso sí, ha de quedarles claro a todos ustedes, que es SU idea revolucionaria de fúpbol espacio-temporal lo que es exitoso de verdad y no la ingente cantidad de millones de euros que el jeque se ha pulido en jugadores.

Pelocho se retiró del fúpbol competitivo y se fue a disfrutar de la democracia qatarí (todos son felices) a llenarse el bolsillo, a vestirse de mamarracho y a hacer publicidad gratuita de una dictadura medieval de carácter teocrático. ¿He escrito publicidad gratuita? Pues sí, lo he escrito aunque ni yo mismo me lo creo. Pelocho es un alumno aventajado de Pep y terminará siendo entrenador del Barcelona. Estoy convencido de que llevará aún más lejos la concepción fupbolistica espacio-temporal de su maestro, el Pep. El noble arte de la darle una patada a un balón es un mundo desconocido e inexplorado. Un vasto universo de conocimientos que está pidiendo a gritos ser expuestos a la luz. Pero han de ser pacientes, amigos/as. Habrá que esperar a que se produzca la alineación perfecta de hechos y personas para que se cumpla la profecía: el Elegido ha de ser elegido para dirigir al Club Elegido.

El Concetto. Se lo diré en román paladino: no tengo ni puta idea de lo que el Pelocho nos quiere transmitir, si es que quiere transmitir algo. Solo tengo dudas. No sé si quiere vender crecepelo o césped, si es un gilipollas o es un genio (bueno, esto sí lo sé, para qué les voy a engañar). Sí sé que sus teorías, expresiones y comportamientos son respaldadas por un ejército de giligurús y palmeros que no han hecho más que aumentar mis dudas. Item más, después de observar el comportamiento del Pelocho, del Pep, de otros maestros y de recordar muchas de sus palabras, andanzas y actuaciones, el mar de dudas que me surge me reconcome.

A matacaballo y desordenadamente, ahí van unas cuantas:

  • Al Pep le eliminó el Wigan en la FA Cup hace unos días. Le montó un pollo considerable al entrenador rival al entrar al vestuario en el descanso. Y no es la primera vez. Pregunta: ¿en qué punto del fúpbol espacio-temporal se encuadra comportarse como un macarra?
  • ¿Por qué se soba los pezones Pep en las rueda de prensa?, ¿por qué lanza eructitos?, ¿por qué se le ha podido ver alguna vez en la banda con un pico de la camisa saliéndole por la bragueta abierta?, ¿son mensajes cifrados del fúpbol espacio-temporal?
  • Dice Pelocho que Casemiro no entiende el concetto. Pregunta: ¿acaso nos quiere decir Pelocho que Casemiro no está capacitado para ello pero Jordi Alba, sí?
  • ¿Eran falsos los abdominales de Ronaldinho?, de no ser así, ¿por qué fueron desapareciendo poco a poco, siendo sustituidos por michelines?, ¿están relacionados los abdominales de Ronaldinho, la fuga de Ronaldinho, la desaparición de dichos abdominales y el fúpbol espacio-temporal de Pep?, ¿cómo le fabricaron esos abdominales?
  • Todos hemos visto las notables dotes artísticas de varios jugadores del Barcelona a la hora de interpretar. Preguntas: ¿es requisito indispensable haber estudiado en el Actors Studio para practicar el fúpbol espacio-temporal?, de ser así ¿sería Umtiti el caso de un alumno aventajadísimo?, ¿valdría con haber visto un par de pelis de Tony Leblanc?, ¿puede aprender cualquiera o se necesita talento natural?
  • Dice Pelocho que Iniesta, Messi y Busquets son maestros del espacio-tiempo y que por eso siempre saben si están solos o rodeados. Preguntas: ¿qué relación guarda el concetto y el hecho de saber que uno está solo o en compañía de otros?, ¿es un super-poder como el de Tormenta, el Cíclope o Lobezno?, ¿por qué yo no lo tengo, si cuando voy en el metro soy plenamente consciente de que estoy rodeado por una marabunta de gente aunque no la vea?
  • A más a más. Todos hemos visto la sana costumbre del jugador culé de rodear al incauto (y cada vez más escaso) trencilla que ose pitar algo no favorable a sus intereses. Preguntas: ¿esto sale de natural o se entrena en el fúpbol espacio-temporal?, ¿por qué se entrena y con qué intención?, ¿para fomentar el intercambio social con el árbitro?, esto de acosar a un trencilla ¿cómo se relaciona con el magisterio de saber que uno está solo o rodeado de jugadores?
  • Y ya que estamos con Busquets, maestro especialista en saber cuándo está solo o acompañado. Preguntas: ¿en el fúpbol espacio-temporal, a los maestros se les permite llamar “monos” a sus rivales?, en el cursillo de aprendizaje para maestro, ¿cuándo se da esta materia?, ¿antes o después de haber aprendido a simular una agresión con manos a la cara y retortijón de dolor?, ¿qué se persigue en el fúpbol espacio-temporal llamando mono a un rival?, ¿hacer hueco?, ¿expandir el universo?...lo digo por aquello de espacio.
  • Pep ha tenido varios problemas con los vampiros de la Uefa. Ya saben, la grosera costumbre de los vampiros de ir a hacer los controles y que el día de marras, sospechosamente, no haya nadie a quien controlar. Pregunta: ¿pudiera ser que Pep, celoso de sus métodos de entrenamiento de fúpbol espacio-temporal, quisiera alejar a sus muchachos de espías y personal ajeno dispuestos a vender información privilegiada?, en concreto, ¿qué es lo que no quiere Pep que vean los vampiros de sus innovadores métodos espacio-temporales?
  • El Jardiner habla maravillas de los métodos de aprendizaje de la Masia, dónde se enseñan, desde la lactancia, los complejos principios del fúpbol espacio-temporal y que gracias a eso el club no se ve obligado a tirar de cartera sino de cantera. Pregunta: ¿los 300 millones de Coutinho y Dembelé se deben, tal vez, a un enfoque más avanzado del fúpbol espacio-temporal?, ¿estaría relacionado con las nuevas revelaciones de la teoría de Cuerdas,  o  estamos ante unos jetas de proporciones bíblicas?, de ser una aportación novedosa, ¿por qué se emperraron en aquello de Neymar costó 57.1 y punto y no contaron la verdad?
  • El Barcelona lleva dos años enteros sin recibir un penalti en contra en liga. Preguntas: ¿acaso los hijos putativos de D. Vito Arminio han recibido un curso intensivo de fúpbol espacio-temporal en el que, como todos saben, los resultados son una grosería y por tanto, para qué pitar penaltis?, pero, de ser así, ¿por qué al resto de los equipos sí se los pitan?, ¿por qué esa discriminación?
  • El césped y el Jardiner. Pregunta: ¿dentro del aprendizaje del concetto fúpbol espacio-temporal se incluye algún módulo sobre jardines, céspedes, abonos, riegos y otras hierbas o esto del césped es una excusa de mal perdedor?
  • Hace unos años el Bayern eliminó al Barça de la Champions con un apretado global de 7-0. Pelocho dijo muy atinadamente que, a pesar de la ajustada victoria, el Bayern nunca los había dominado. Preguntas (con todo el respeto del mundo): ¿el Humilde Jardiner es gilipollas, piensa que todos somos gilipollas o es un genio incomprendido?, o (repetimos), ¿estamos ante una excusa estúpida de un tipo que no sabe perder, tal vez, porque nunca ha sabido ganar?, ¿cómo se relaciona la estupidez con el fúpbol espacio-temporal?
  • Ya que estamos con excusas de mal pagador. Como ya hemos referido anteriormente, hace unos años el Bayern de Pep fue demolido por el Madrid también con un resultado ajustado de 0-5. La excusa fue la de los atletas, ya vista. Pregunta: ¿por qué los atletas no son válidos para el fúpbol espacio-temporal?, ¿acaso el Pep sabía que con atletas todo es más fácil y por eso protestó?, ¿tiene esto algo que ver con los vampiros de la Uefa y sus líos con el Pep?
  • Mascherano se fue del Barça hace muy poco. En todo el tiempo que ha permanecido entre nosotros, se le ha visto hacer penaltis de todos los colores, tonalidades, hechuras y posturas. Preguntas: dentro del aprendizaje del fúpbol espacio-temporal, ¿existe algún método que enseñe a dominar la invisibilidad?, ¿pudiera ser que lo de hacer penaltis y que otros (árbitros) no lo quieran ver, sea debido a un superpoder de una supermente?
  • Luis Suárez muerde, insulta, agrede, simula, cocea y codea. Otrora la ideología del fúpbol espacio-temporal puso precio a la cabeza de Pepe por sucio y contrario a la educación, a los modales, a los niños y a las buenas costumbres; en definitiva, por ser contrario a sus dizque principios. Pregunta: ¿será cierto que aquello de los principios mutables de Groucho Marx son aplicables al manual del fútbol espacio-temporal o estamos ante un caso flagrante de caradurismo summa cum laude?
  • Mismo sujeto, otra perspectiva. Preguntas: ¿por qué Suárez no es expulsado nunca?, ¿en el fúpbol espacio-temporal no se expulsan a los descendientes de Nosferatu?, ¿será porque Suárez tiene otro superpoder?, ¿será por su dominio del espacio para zambullirse?, ¿será Suárez invisible?
  • Todos hemos visto y oído al Pelocho después de una derrota. El césped, el árbitro, errores propios y el contragolpe. Nunca mérito del rival. Preguntas: ¿existe dentro del manual de fúpbol espacio-temporal un capítulo dedicado a la excusas?, ¿el fúpbol espacio-temporal del guardiolismo implica no reconocer nunca el buen hacer del rival?, ¿son conceptos incompatibles el fúpbol espacio-temporal y el respeto al rival?
  • Aunque a ustedes no se lo crean, Xavi gusta de criticar a los árbitros. Y lo ha hecho muchas veces. En una de ellas criticó, increíblemente, a Undiano Mallenco a propósito de un partido contra el Espanyol. Dijo aquello tan suyo de: “Es una lástima que el árbitro favorezca a quien no quiere jugar”. Pregunta: cojona, ¿no habíamos quedado en que lo del resultado es lo de menos?
  • Gerardo P. Bernabéu, maestro espacio-temporal, el pasado año, tras un partido contra el Villarreal en el que (pretendidamente) fue perjudicado, se plantó a pies juntillas, como si fuera Jesulí D’Ubrique, en la bocana de vestuarios y con dedo índice acusador, designó culpable: Tebas. Preguntas: ¿este postureo tan torero, es parte del fúpbol espacio-temporal?, ¿se entrena o se nace?, ¿qué se persigue?
  • A consecuencia del episodio narrado en el punto anterior, a la jornada siguiente y a pesar de que el Sr. Tebas nada tiene qué ver el albitraje, la afición culé respondió lanarmente como un solo hombre y exigió la dimisión de Tebas, cuando lo que correspondía era pedir la de D. Vito. Preguntas: ¿esto de manipular mentes simples, también forma parte del fúpbol espacio-temporal o no es necesario porque vienen así de manipulables desde nacimiento?, si en el fúpbol espacio-temporal no importa el resultado, ¿por qué pedir la dimisión de nadie?, ¿si no se pidió la dimisión de D. Vito, tal vez fuera porque D. Vito tiene fuertes vínculos con el espacio-tiempo?
  • Si yo les digo Ovrebo y Aytekin, lo dejan todo. Preguntas: ¿qué influencia tienen personajes como estos dos en el fúpbol espacio-temporal?, ¿de qué les valdría a los maestros del fúpbol espacio-temporal saber si están solos o rodeados, sin Ovrebo/Aytekin?, ¿es, acaso, el fúpbol espacio-temporal un sistema imperfecto que puede ser modificado por variables univariantes como el pito de Ovrebo?, de ser así, vaya puta mierda de sistema, ¿no les parece?
  • Ámbito doméstico. Clos Gómez, Mateu Lahoz, Hdez Hdez, Glez Glez, Borbalán, Undiano, Bengoetxea y tantos. Preguntas: ¿acaso le facilita a Busquets su visión espacio-temporal, el hecho de saber que uno de estos pollos arbitra su partido? ¿sabe Busquets que el pollo Hdez Hdez se hará el lonchas en caso de que a él se le ocurriese arrancar la camiseta de un rival en un córner contra el Barça?, ¿es posible que Jordi Alba se autopenaltee con la absoluta seguridad de que Hdez Hdez está al tanto de que los campos gravitacionales de los cuerpos humanos rivales han modificado la trayectoria de su carrera y por lo tanto le hayan hecho caer, o sea, ¡¡penalti!!?, es más, dado que el concetto fúpbol espacio-temporal es genuinamiente culé, ¿pudiera ser posible que Lahoz se niegue a aplicar sus principios físicos y filosóficos cuando árbitra a otros equipos?, ¿es por eso que Mateu no expulsó a Etxeita cuando atropelló a Modric y Hdez Hdez sí expulsó a Ramos cuando no pudo atropellar a Messi?
  • El jefe. Preguntas: ¿está al tanto D. Vito Arminio de todas estas maravillas de la física?, si fuera así, ¿por qué D. Vito aparece públicamente para explicar un error arbitral en unos casos sí y en otros no?, ¿no habría de explicarlos todos o ninguno?, ¿acaso no tienen ustedes las sospecha de que D. Vito se parece peligrosamente a Jabba The Hutt?, ¿tendrá algo que ver la relación fúpbol espacio-temporal con viajar a la velocidad de la luz, el Halcón Milenario y el primo de Jabba?
  • La ristra de presidentes culés presuntos y algo más que presuntos es larga. Preguntas: ¿se debe a que todo lo que rodea al fúpbol espacio-temporal es una filfa para mentes simples o corrompidas o es una caza de bruja de librepensadores?, de ser esto último, ¿comprar la voluntad de un inspector de Hacienda en qué hueco del librepensamiento lo acoplamos?, ¿uno que compra inspectores de Hacienda podría comprar la voluntad de un álbitro?, ¿a qué se refería Juanito Laporta cuando dijo aquello de “ojo, que no estamos tan mal”?
  • La prensa, siempre la dizque prensa. Preguntas: ¿por qué el periodijmo ejpanyol juzga de modo tan diferente hechos que son iguales?, ¿existe un manual de periodijmo  espacio-temporal para la prensa seudo-deportiva?, ¿tal vez una asignatura de la carrera?, de no ser así, ¿por qué los jugadores que se lesionan son, en unos casos, víctimas de la mala suerte y en otros, unos lisiados hijos de puta?, ¿por qué los jugadores extranjeros de unos quitan minutos a los nacionales y los de otros son talentazos muy bien fichados?, ¿por qué los fichajes de unos suponen dispendios inútiles que se podrían haber dedicado a hospitales, escuelas y carreteras y por qué los fichajes de otros son contrataciones privadas con dinero privado?, ¿por qué les hacen la vida imposible a unos y por qué les soban el lomo a otros sin ningún rubor?, ¿por qué imputan los mismos errores arbitrales favorables al Madrid y al Barcelona, cuando la Estadística dice lo contrario?, ¿cómo es posible defender que el Madrid sea un favorecido arbitral con dos ligas en diez años?, ¿acaso creen que la Estadística es una prima lejana de Cebrones del Río?, ¿les da miedo investigar el caso Soulé?, ¿acaso esa omertá tiene algo que ver con algún tipo de relación entre el fúpbol espacio-temporal, el villarismo y el armiñato?, ¿por qué, si no, tienen tanto miedo a criticar algo relativo a los turbios asuntos del Barcelona?, ¿por qué nunca le echan en cara su marcado carácter independentista y sectario?, ¿por qué son tan españoles para defender la titularidad de Isco frente a Bale y por qué se meten su españolidad de botijo, boina y carajillo en sus respetivos ojetes del culo cuando hay que atizar a Bocachanclas Piqué?, ¿acaso es porque se trata de un maestro del espacio-temporal?, ¿tienen miedo, están comprados o son así de nacimiento?...y ya por molestar, ¿se estará removiendo en su tumba Ben Bradlee viendo como el manolismo vive a cuerpo de rey viviendo del cuento?  

Conclusión. Demasiadas preguntas sin resolver. Así pues, tiraré por la calle de en medio y ante la duda elegiré la más cojonuda. Y afirmaré que el fúpbol espacio temporal es un sistema multivariante de borregos, sinvergüenzas, imbéciles, caraduras, gilipollas, manolos, corruptos, vividores, esbaratabailes, puteros, soplapollas, bocachanclas, mangutas, comisionistas, desahogaos, nandrolonos, giligurús, embusteros, jetas y morroestufas, todos ellos dominadores del espacio, del tiempo, de los campos gravitacionales, de la velocidad de la luz y de la elipsis matemática.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.