Un momento para la historia. Por @RMFacts

[Foto: http://realmadriddm22.blogspot.mx/2013/?m=0]

En la vida hay momentos que quedan grabados en nuestra memoria para siempre: un primer beso, un primer “te quiero” o el nacimiento de un hijo. Momentos, sin duda, irrepetibles, pero que quedan para siempre en nuestra mente y, de alguna forma u otra, constituyen parte importante de nuestra esencia misma como personas.

Ninguno de esos momentos es universal ni generalizado, y jamás son iguales para todos. Quizá alguien recuerde con mucha intensidad una buena calificación en un examen muy complicado mientras que otros tengan recuerdos sobre su primer día en el trabajo, Lo que quiero explicar en este párrafo es que cada quién elige aquellos momentos memorables.

Ahora, si bien es cierto que, a nivel individual, nuestras memorias son tan diversas como nosotros mismos; también lo es que todo grupo humano se identifica con diversos hitos que se encuentran en una especie de “memoria colectiva”. Así pues, por ejemplo, los franceses que estaban vivos en la década de los años 40 del siglo pasado recuerdan, sin duda, los movimientos de resistencia, la batalla de Dunkerque o el Desembarco de Normandía.

Cada grupo recuerda aquellos momentos que a todos les es común y que, en su perspectiva, es digno de ser recordado por toda la historia.

Pues bien, amigos míos, lo vivido esta semana, para nosotros, como grupo, es un momento para la historia para esa “memoria colectiva”.

La Décima

Ganar la “décima” contra el Fenerbahçe, con un resultado de 85 a 80 fue increíble. La sección de baloncesto se alzó con su décimo título europeo y se convirtió, como no, en el primer equipo en conseguir la doble cifra en el máximo nivel de Europa. Sin duda fue una temporada difícil, plagada de lesiones y de críticas y dudas. Pero al final, como siempre, hemos sabido aguantar, hemos sabido sufrir y hemos conquistado.

La Décimotercera

Ganar “La 13”, contra un magnifico Liverpool, ha sido, también, una gesta heroica. Conseguir una Copa de Europa es muy complicado, conseguir dos, de manera consecutiva, lo es aún más, ya lo difícil que es conseguir una tercera mejor ni se los cuento. Con una prensa que nos daba por muertos en cada ronda, con toda decisión arbitral cuestionada por nuestros rivales y con un estadio en Kiev que, francamente, era más inglés que español, supimos alzarnos con nuestra tercera Champions consecutiva.

Teníamos todo en contra, en ambas finales (Baloncesto y futbol), y aun así logramos tirar de la casta y el orgullo y se supo estar al nivel de la exigencia, consiguiendo así lo imposible: un doblete europeo.

Amigos, es momento de reflexionar y entender que estamos en la mejor época de nuestra historia.

Estoy seguro que esta semana, que estas dos finales, quedarán marcadas para siempre en nuestra memoria colectiva.

 

HALA MADRID Y NADA MÁS

 

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.